Friso
Friso
Friso
Friso

EL MEJOR REGALO

EL MEJOR REGALO

2022 está siendo un año muy especial para la Asociación Española de Rehalas. Entramos en el año de nuestras bodas de plata con el orgullo de haber estado 25 años sirviendo a los objetivos que motivaron su creación: la defensa de la rehala y la dignidad del rehalero.

Allá por el 20 de marzo, muchos de nosotros llenamos el Paseo de La Castellana en Madrid con el sonido de nuestras caracolas y trompetas, para reivindicar que nuestros perros tengan un trato diferenciado respecto de una mascota que vive para dar compañía a su dueño. Nuestros perros tienen otra función, otra forma de vida. Su bienestar es cazar para su dueño porque lo llevan en la sangre y éste tiene la obligación de darles el mejor cuidado posible, dentro del entorno rural en el que habitan. Como este gobierno y sus chiringuitos no lo entienden, nos echamos a la calle. Creo que dimos un gran ejemplo de unidad y compromiso. Tomamos Madrid sin pisar una flor, como dice el gran Acebedo. Un día para el recuerdo, en este año tan especial.

Especial como nuestra asamblea en Campillo de Altobuey, un evento en el que volvimos a encontrarnos con amigos de la A.E.R., compañeros de afición, venidos de todos los puntos del mapa para compartir una jornada que será inolvidable, gracias a la dedicación de nuestro delegado Carlos Escribano y todo su equipo. Nuestra nota «Como en casa» ya resumió el cúmulo de sensaciones y experiencias entrañables que nos ha dejado esta asamblea.

Pero ha sido, a finales de este mes de junio, bravío en calores, cuando fruto del trabajo en equipo con las principales entidades cinegéticas, recibimos con inmensa alegría la resolución del Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura por la que se declara la Montería y la Rehala como Bien de Interés Cultural. Cierto que es un objetivo que se había logrado con éxito en Andalucía, como también lo es, que el proceso extremeño, lento y no exento de dificultades, venía siendo guiado discretamente, con mano firme, por la Federación Extremeña de Caza en la persona de su presidente, José María Gallardo, como los buenos naturales: con temple. Casi cinco años sin perderle la cara a este proyecto.

Queda todavía medio año, pero sin duda, no esperamos mejor regalo para la AER en 2022 que este reconocimiento a algo que ya existía, tan extremeño y tan social como son las monterías y las rehalas o recovas. Un monumento que no se toca, sino que reconoce oficialmente como cultura a nuestra forma de vida, generación tras generación, de padres a hijos, transmitiendo una serie de valores tradicionales, de reglas de comportamiento, tanto sociales, como en el campo. Un reconocimiento que queda para la posteridad, pero que también nos obliga a cuidarlo y a ser merecedores de esta distinción. Ahora toca a nuestra generación conservar este regalo para monteros y rehaleros del futuro, enseñándoles los valores éticos y deportivos de la rehala y la montería, tan indisolublemente unidos. Un regalo con obligación de mantenimiento.

Dicho esto, no perdemos de vista el medio año que nos queda por delante, porque, lo que unos reconocen como patrimonio de todos, hay otros que tienen como objetivo su demolición, en un ejercicio de intolerancia talibán. Éstos tendrán siempre enfrente a la Asociación Española de Rehalas. Para eso nacimos hace 25 años.

 

Alfonso Aguado Puig

Presidente Asociación Española de Rehalas

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About The Author

Redacción periódico digital Desveda #caza #pesca #tirodeportivo #rural #naturaleza

Artículos Relacionados