Friso
Friso
Friso
Friso

El extraño y mágico caso de las perdices mutantes

El extraño y mágico caso de las perdices mutantes

Si hay gente a la que le maravilla la inteligencia humana, a mí personalmente, confieso que lo que cada vez me sorprende más es, la estupidez.  Lo digo desde la más absoluta sinceridad. Ambas parecen carecer de límites. Si bien las reflexiones fruto de la inteligencia son de alguna manera comprensibles, en cambio, las conclusiones fruto de la estupidez…, señor lector, ¡esas no me entran en mi mollera ni con calzador!

Prólogo. En el coto en el que cazo habitualmente se repuebla con perdiz semanalmente y los cazadores que allí cazamos somos todos conscientes de ello. Según los partes de capturas, de cada cuatro perdices repobladas, solo se consigue cazar dos. Lo cual da una idea de la calidad de la perdiz repoblada en este coto y la dificultad de su caza. No le voy a aburrir más, si tiene curiosidad, estamos en internet.

Y ahora sí, le cuento. Resulta que hace unas semanas, en alguno de los cotos (???de cuyo nombre no quiero acordarme???) que lindan con el nuestro, los cazadores estaban borrachos de alegría porque se estaban viendo algunos banditos de perdices. Es más, varias de esas perdices han sido cazadas y exhibidas públicamente en el bar del pueblo vecino como trofeo memorable, dado que la última vez que se vieron perdices en dicho acotado (y en la citada taberna) fue cuando estaban de moda las camisetas de ???Naranjito???. Esto para los lugareños debe ser lo que se llama ???misterios de la naturaleza???, que es capaz de regenerarse de la nada y sacar perdices. Abracadabra ???patirroja??? de cabra.

Según el artífice de tan memorable hazaña cinegética (señor perdicero de años de experiencia, y no es ironía), estas perdices que ???casualmente??? (esto sí lo es), se encuentran siempre en la raya con lo nuestro, son; (agárrate que voy) SALVAJES (vamos, como los indios de las películas). ¡Y aquel malandrín pirata que se atreva a decir lo contrario, corre el riesgo de ser tirado desde el campanario o bien, deberá ir donde Don Gerónimo (no es coña, este sí que tiene nombre de salvaje) que le recetará dos Ave Marías y un padre nuestro, por hereje y blasfemo!

De nada sirven los intentos de razonar. Intentar explicar amablemente que las perdices se mueven y, sugerir que debieran preguntarse por qué las perdices están casualmente siempre en el límite con lo nuestro, solamente tiene una respuesta obvia en boca de mi interlocutor; ???¡lo que linda con lo vuestro siempre ha sido lo mejor del coto!???. Sí, a mí también me dieron ganas de aplaudir al oírlo. Pero si os cuento que tan magna reflexión fue escupida al viento delante de diez parroquianos amarrados a la barra de aquella tasca que asentían cómplices, os confieso que por un momento pensé que saldría de allí a hostias, y no de las que reparte Don Gerónimo. No hay nada más peligroso que un tonto motivado y borracho.

Tampoco se te ocurra tocar las perdices que el consagrado y experto cazador exhibe en el bar del pueblo mientras narra con todo lujo de detalles los lances que ha vivido para capturarlas, a no ser claro, que sea para reverenciarle sus excelencias. Porque intentar explicarle de una manera sencilla cómo se sabe si los pajaretes son repoblados o salvajes sin tener que analizar el genoma del pajarraco a un señor que, por el color de sus papos, el brío de sus palabras y la imposibilidad manifiesta de mantenerse en pie se le nota que ya lleva ocho riojas, eso sí que acojona más que la prima de riesgo esa.

De todas formas, nada de esto hubiese trascendido más allá de las risas de los que cazamos en el coto madre de todas las perdices de la zona (perdón, salvo de las salvajes que caza mi tertuliano), si hace unos días un compañero de cacerías no me hubiese hecho partícipe de una conversación con un amigo suyo, también cazador.

Dicho cazador, se mofaba con sorna y desprecio de la perdiz repoblada y de aquellos que la cazamos, este es nuestro San Benito y lo llevamos con orgullo, pero lo que sinceramente me desconcertó es que la mofa obtuvo su guinda cuando el tipo remata con: ???En el coto de al lado vuestro están matando perdices salvajes y vosotros matando gallinas???.  In nomine Patris, et Filii, et Spiritus Sancti. Amen.

Esta perla, la estaba soltando una persona que vive a 300 kilómetros del coto en cuestión y que ni ha cazado ni conoce la zona de la que habla, simplemente, le estaban llegando comentarios de a saber quién y desde dónde, de que había un coto por Burgos (llámalo ???x???) en el que a diferencia del resto de las provincias en el que no se ha visto prácticamente perdiz esta temporada, se estaban matando todas las semanas entre dos y cinco perdices salvajes. 

No sé qué es más decepcionante, si el vómito de ignorancia regurgitado por este cazador o que en el Grupo Serbal estemos pagando una página web  y veamos como las noticias del coto de al lado llegan más lejos y más fuerte que las propias. Está visto que donde esté el poder de comunicación y convicción de masas de un ignorante, que se quite el Internet ese.

Para rematar el asunto, este ???personajete???, que seguro corrió la voz por todo el norte peninsular de las excelencias del coto vecino (sin conocerlo y por supuesto descalificando todas las explicaciones de mi ojiplático compañero), le pregunta si por un casual sabe con quién contactar para adquirir una tarjeta de caza para ese coto. Y es que cuando la ignorancia corre de la mano de la desesperación, no hay razón que las detenga.

A la luz de los acontecimientos y como por mayoría simple deduzco que tantos cazadores no pueden estar equivocados, solo puedo concretar con el mismo nivel de inteligencia que los susodichos que, la única explicación lógica y plausible a este fenómeno de las ???perdices mutantes??? que aparecen y desaparecen como el río Guadiana, se debe a que las tablillas que circundan nuestro coto tienen el poder ???Harry Potteriano??? de transformar las perdices. Ahora eres de repoblación, ahora eres salvaje. Visto así, creo que  aparte de  haber pagado poco por ellas, va a resultar que pueden ser la solución definitiva para la recuperación de la perdiz roja. Como dice Juan Tamariz: ???tatatachaaaaaaan!???.

Visto el éxito, nuestro siguiente objetivo en el Grupo Serbal es comprar una chistera a ver si metiendo la mano sacamos un par de conejos y podemos repoblar el coto de forma económica. Creo que he visto una en Ebay que promete eso. Lo comentaré con Don Gerónimo a ver si es brujería o milagro.

Y ahora que usted se ha reído del aldeano y del experto cazador, quiero finalizar advirtiéndole que la granja que nos suministra las perdices, está de enhorabuena porque esta temporada que ya termina, ha sido en la que más perdices ha servido a muchos cotos de Burgos, Palencia y Soria. Con lo cual, aunque la perdiz que usted colgó de su morral no oliese a granja, hubiera volado perfectamente y curiosamente haya aparecido en el coto casi por arte de birlibirloque en el mes de noviembre o diciembre, si usted ha presumido de su ???salvajismo??? ante sus amistades o la ha degustado en las opíparas cenas navideñas mientras aburría a sus familiares contándoles el lance convenientemente exagerado y con una copa de más en la mano, sepa que quizás, tan solo quizás, se trate de un documentado caso de ???perdiz mutante???. Afortunadamente, estudios afamados certifican que ingerir perdiz mutante no es más perjudicial para la salud que leer mis artículos.

Sea o no, y hablando en serio, le pido que por favor rememore el lance de sus perros, su disparo, la sorpresa por la pieza, su tacto, la satisfacción, el contarlo a sus amigos y compañeros, el viaje de vuelta a casa ilusionado??? ¿no es eso en esencia lo que nos atrae de la caza? Si su experiencia ha sido plena, satisfactoria, casi mágica??? ¿No cree que carece de importancia dónde haya nacido la perdiz?

Suscríbete al boletín gratuito
Noticias, sorteos y promociones GRATIS
descarga

Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

6 Commentarios

  1. AUGUSTO TORMO MURO
    0

    ANIMO MIKEL , UN INTERESANTE Y VERDADERO ARTICULO , SE PUEDE COMPARTIR O NO TU FORMA DE VER LA CAZA , LO UNICO QUE SE ES QUE LOS QUE CAZAN CONTIGO DISFRUTAN Y SE LO PASAN BIEN , QUE EN ESTOS TIEMPOS QUE CORREN NO ES POCO.
    UN ABRAZO AMIGO.

    Suscríbete al boletín gratuito
    Noticias, sorteos y promociones GRATIS
    descarga

    Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

    Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

  2. Francisco Pedro Mestrep
    0

    Ante todo agradecer a Mikel la educación que tiene escribiendo. Me dice que exprese mi opinión sobre la caza, para mí no hay más visión que la que la misma palabra indica.Solo concibo la caza pura y limpia, lo demás ejercicios de tiro en aves en movimiento. No voy a entrar en polémicas de gestión porque no conozco el coto, si que hay muchas fincas que lo más comodo es soltar en vez de gestionar.Decirle a Patxicu no conozco la zona ,pero en todos los sitios no habrá tocado fondo creo,me dices que al que nos gusta cazar esta especie es la única alternativa, la reina no tiene alternativa su caza es única, lo demás es algo que te lo han puesto allí, lo han cazado el de la granja,el del camión que las traslada el que las suelta pero en fín cada uno es libre de hacer lo que crea conveniente siempre y cuando sea en finca particular o intensivo, no se puede ensuciar el campo porque estamos contribuyendo a que la especie toque fondo, por cierto se muy bien lo que cazo pertenezco a una asociación llamada APEGA si algún socio alguna vez a tenido algún problema con alguna perdiz se mandan para analizar a la universidad de Lleida al catedrádico Jesús Nadal. Gracias de nuevo a los dos poque sois muy educados tenemos puntos de vista diferentes sobre gestión, porque de cazar no puede haber discusión solo hace falta mirar el diccionario.F

    Suscríbete al boletín gratuito
    Noticias, sorteos y promociones GRATIS
    descarga

    Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

    Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

  3. Mikel Barrios
    0

    Mikel, un artículo escrito de manera amena y que cuenta muchas verdades que en ocasiones son ignoradas por aquellos que aún conociéndolas prefieren ponerse vendas en los ojos. Ánimo y adelante!

    Suscríbete al boletín gratuito
    Noticias, sorteos y promociones GRATIS
    descarga

    Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

    Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

  4. Mikel Zarobe
    0

    Hola Francisco.
    Quisiera explicar que mis artículos reflejan la realidad de lo que pasa, guste o no (y respeto todas las opiniones pues creo que todas son enriquecedoras). Por ponerte un ejemplo, si un día normal se refuerza con 80 perdices, se abaten (y lo sabemos porque nos importa y nos preocupamos) entorno a 40. El resto, algunas son comidas por los depredadores, otras se quedan en el coto y otras como bien explico se mueven a los cotos limítrofes, es la realidad, guste o no.
    Por lo “encarnizado” de tu comentario, quiero pedirte disculpas si en algún momento te has sentido aludido, no tenemos el gusto de conocernos, y por ello puedo asegurarte que en ningún momento este articulo estaba pensado en tu experiencia personal, ni tenia como objetivo el despertar tal aberración.
    Te animo a que aquí, en desveda, escribiendo un articulo, nos cuentes tu experiencia con la caza y tu visión de la misma . Desveda es un entorno plural en el que toda opinión respetuosa es bienvenida pues fomenta a que los lectores tengan todas las visiones posibles de la realidad.
    Finalmente quiero agradecerte sinceramente el tiempo que has dedicado a leer dicho articulo, máxime, cuando veo que no ha sido de tu completo agrado. También muy especialmente a todos aquellos que lo habéis valorado tan positivamente y que contribuis a su difusión o que como Francisco y Patxiku aportáis vuestros comentarios. Un abrazo a todos! y nuevamente disculpas si alguien se siente de algún modo incomodo con cualquiera de mis artículos. Mikel Zarobe.

    Suscríbete al boletín gratuito
    Noticias, sorteos y promociones GRATIS
    descarga

    Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

    Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

  5. Patxiku patxiku
    0

    Buen articulo que cuenta la realidad de mucho escopetero ignorante. Por mucho que queramos ver las cosas de otro modo e ignorar la realidad, la perdiz no es que esté cayendo en barrena sino que ha tocado fondo. Para muchos que nos gusta cazar esta especie, este tipo de cotos son la única alternativa que nos queda de pasar unas buenas jornadas, y estamos ya acostumbrados a oir estas sandeces de gente de los cotos lindantes y ver como estos cotos de alrededor suben el precio por la puta cara. Francisco, no sé que criterio utilizas para criticar esta opinion, pero desde luego yo sin probar la perdiz, la zona y sobre todo ver si esto que se cuenta es posible, no utilizaría tantos calificativos como tú haces. A lo mejor en tu coto crees que estás cazando perdiz salvaje y resulta que te están metiendo gato por liebre…….ojo!!!

    Suscríbete al boletín gratuito
    Noticias, sorteos y promociones GRATIS
    descarga

    Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

    Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

  6. Francisco Pedro Mestre
    0

    De cada cuatro se capturan dos si que son buenas si. las demás se van volando al coto de al lado venga ya. Que pequeña es la finca por favor ya esta bien. Perdiz sujeta garantia de resultados ni eso. Nunca cazar lo ya cazado

    Suscríbete al boletín gratuito
    Noticias, sorteos y promociones GRATIS
    descarga

    Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

    Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*

About The Author

Artículos Relacionados

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su utilización. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar