Friso
Friso
Friso
Friso

El mal tiempo suspende muchas monterías

El mal tiempo suspende muchas monterías

El Puente del
Pilar suele ser considerado,
en medios
cinegéticos, la fecha
de inicio de la temporada de
caza. Hace años el 12
de octubre se iniciaba la caza
menor, pero posteriormente
se decidió retrasar su
apertura hasta el cuarto
domingo del mes para
permitir el óptimo
desarrollo de las polladas de
perdiz.

La temporada de
jabalí se inicia a
finales de septiembre, pero
en los primeros días
es muy difícil batirlo
por el calor y la sequedad del
monte que impide trabajar a
los perros de rastro, por eso
es a partir del Pilar cuando
se programan el mayor
número de
monterías. 

 

No han tenido suerte los
monteros en esta
ocasión. El mal
tiempo ha venido a frustrar
las ilusiones de un gran
número de
aficionados con
monterías
programadas que han debido
de suspenderse. La lluvia es
un elemento
meteorológico
incómodo, pero que
los cazadores están
dispuestos a sufrir. La niebla,
sin embargo, es
determinante pues reduce la
visibilidad y con ello
incrementa los riesgos de
accidentes. No se puede
cazar con niebla y, por
desgracia, ha abundado el
pasado fin de semana. 

 

En Riaño y
Valdeón, en
Omaña, en la Cabrera
los bancos de niebla y nubes
bajas han dado al traste con
innumerables
cacerías. No quiere
esto decir que se pierdan,
sino que se programen para
nuevas fechas con el riesgo
de que, a medida que avance
el otoño y comience el
invierno, la nieve pueda
aparecer e impedirlas de
nuevo. 

 

En la comarca del
Bierzo, donde ya ha
comenzado de forma plena la
recogida de castañas,
se han dado varias
monterías con
resultados bastante flojos,
pero lo cierto es que la
presencia de recogedores en
el monte distorsiona las
cacerías. Por la zona
del Curueño y
Torío también
se ha cazado. Destaca la
presencia en estas zonas de
grandes machos, pero de
muy pocas camadas de
hembras con rayones. Es
pronto todavía para
hacer diagnósticos,
pero siempre que ocurren
estas cosas el lobo aparece
como el causante. Los
grandes machos son muy
difíciles y peligrosos
para los cánidos, pero
no así los rayones.
Las hembras defienden con
gran coraje a sus
crías, pero ante el
ataque de varios lobos tienen
escasas posibilidades de
mantener intacta la
camada. 

 

El monte tiene, este
año, gran cantidad de
alimento para la fauna. Los
robles y encinas
están plagados de
bellotas y de gran
tamaño. Moras,
hayucos y otros frutos
silvestres abundan
también esta
temporada. Es por ello que
todavía los
jabalíes no se han
desplazado hacia el sur de
forma masiva y en los
campos de maíz
todavía se aprecia
poca huella. Las
cacerías en estas
zonas suelen producirse
más tarde cuando la
recolección reduce de
forma sensible las grandes
‘manchas’ de
maíz.

Suscríbete al boletín gratuito
Noticias, sorteos y promociones GRATIS
descarga

Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

About The Author

Artículos Relacionados

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su utilización. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar