Friso
Friso
Friso
Friso

Evocación de Miguel Delibes a través de sus armas y sus bicicletas

Evocación de Miguel Delibes a través de sus armas y sus bicicletas

Evocación de Miguel Delibes a través de sus armas y sus bicicletas

El Museo de la Industria Armera de Eibar acoge la muestra que podrá ser visitada entre el 6 de mayo y el 16 de julio

La caza y las bicicletas fueron dos de las pasiones que el gran escritor Miguel Delibes disfrutó a lo largo de su vida y que son los motivos principales de la exposición ‘Miguel Delibes y Eibar’ que se inaugura el 6 de mayo en el Museo de la Industria Armera de esa localidad.

La convergencia de ambas aficiones en la figura del autor vallisoletano tiene además otro importante punto en común ya que tanto la una como la otra guardan una estrecha relación con la villa armera. Es conocida la proliferación de fábricas de armas en Eibar y el hecho de que “algunas de ellas se transformasen en industrias dedicas a la fabricación de bicicletas es fruto de una evolución natural”, según destaca la directora del Museo de la Industria Armera, Marina Barrena.

Con esa base y a modo de continuidad de las actividades de homenaje a Delibes en el centenario de su nacimiento, la responsable del museo decidió traer la exposición tras observar en un documental de televisión en el que el autor castellano “sacaba una escopeta de un coche y hacía una alusión a Eibar”, apunta Barrena.

Tras ponerse en contacto con el director gerente de la Fundación Miguel Delibes, Fernando Zamacola Feijoo, que dio todo tipo de facilidades para que la exposición ‘Cazando Imágenes con Miguel Delibes’ recalase en la villa, la responsable del museo eibarrés logró que la muestra se completase con otros enseres “como una bicicleta BH azul con la que el escritor recorrió numerosos caminos y que la familia tenía guardada en su casa de Valladolid”.

Y esa bici no fue la única de origen eibarrés que utilizó, ya que “también tuvo una GAC y una Orbea, y todas esas empresas estuvieron originariamente en Eibar”, apunta Barrena. De hecho, “en la imagen seleccionada para la tarjeta que publicitará la exposición se puede observar al autor con una bici de esa última marca”.

Conjunto documental

La exposición producida por la Fundación Miguel Delibes y que cuenta con la colaboración con el Museo de la Industria Armera y el Ayuntamiento de Eibar, tiene como eje vertebrador una selección de cuarenta fotografías realizadas entre 1961 y 1963 por Francisco Ontañón, cuando acompañaba en sus actividades cinegéticas a Delibes y su cuadrilla. Esas imágenes son una tercera parte de las que ilustran la obra ’El libro de la caza menor’, de 1964, en la que el escritor deja constancia de su afición por esa modalidad.

Las instantáneas muestran “gentes y paisajes de la España de los años sesenta; cazadores que preparan su jornada o, ya en acción, recorren el campo en busca de piezas; hombres, mujeres, niños enmarcados en ambientes rurales…”. Las imágenes constituyen un conjunto documental que rescata para el presente los paisajes, el entorno rural y la sociedad agraria de la época, ya que el propio autor escribió en el prólogo de su obra que se trataba de “un libro al que el fotógrafo Francisco Ontañón ha exornado con unas ilustraciones vivas, de una elocuencia, de una expresividad, muy poco frecuentes”.

La colección, que está comisariada por José María Parreño, se completa con una selección bibliográfica de un autor que a través de obras como ‘La caza de la perdiz roja’, ‘El libro de la caza menor’, ‘Con la escopeta al hombro’, ‘Aventu­ras, venturas y desventuras de un cazador a rabo’ o la novela ‘Diario de un cazador’, dejaba constancia de estrecha relación con la actividad cinegética.

Escopetas eibarresas

Otros elementos personales que el propio Delibes utilizaba durante sus partidas de caza como chalecos y otros enseres integran la muestra junto a correspondencia o recortes de prensa, aunque Barrena destaca que “son muchas las imágenes en las que aparece portando su escopeta SEAM modelo 125, de la marca Grulla Armas”.

Los elementos que podrán ser observados por los visitantes podrían verse ampliados con otros fondos. Barrena apunta que personas cercanas al escritor como José Luis Usobiaga “contaban con correspondencia y libros” que testimonian esa relación, y lamenta que no se haya podido incorporar a la exposición “una escopeta Víctor Sarasqueta que Juan Antonio Sarasketa regaló al autor de Cinco horas con Mario”.

Además del reconocimiento y el recuerdo hacia Delibes, la muestra que se ubicará en la zona de la recepción del museo eibarres y que se podrá visitar de forma gratuita, destaca por mostrar, además de aspectos relacionados con la caza, “retratos de grupo, interiores o representaciones del mundo campesino, rescatando para el presente los paisajes, el entorno rural y la sociedad agraria de la época”. Es, en definitiva, un homenaje a una figura que destacaba por su gran conciencia ecológica y por algo que hoy en día está tan en boga como es la conciencia ecológica y el entorno natural”.

La muestra que contará en su acto inaugural con la presencia de un hijo de Miguel Delibes y de Fernando Zamacola, podría completarse con “una charla-coloquio en una fecha por determinar en función de las restricciones derivadas de la pandemia, y en la que también podrían participar varios armeros eibarreses”.

‘Miguel Delibes y Eibar’ podrá ser visitada hasta el 16 de julio, de miércoles a sábado entre las 16.00 y las 20.00 horas, y los domingos de 10.00 a 13.00 horas.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando...

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About The Author

Redacción Desveda

Redacción periódico digital Desveda #caza #pesca #tirodeportivo #rural #naturaleza

Artículos Relacionados