Friso
Friso
Friso
Friso

Ganaderos y cazadores temen las consecuencias por la prohibición de la caza del lobo

Ganaderos y cazadores temen las consecuencias por la prohibición de la caza del lobo

Creen que con el incremento de manadas puedan llegar a zonas de Gipuzkoa, tras detectarse ataques en varias zonas de Araba y de Bizkaia

Con la prohibición de la caza del lobo tras su inclusión en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial, ganaderos y cazadores tanto de Euskadi como del resto del Estado temen las consecuencias que pueda acarrear el incremento de sus poblaciones.

La entrada en vigor el pasado mes de septiembre de la Orden del Ministerio de Transición Ecológica y Reto Demográfico, ha soliviantado los ánimos de ganaderos, cazadores y habitantes de zonas rurales debido al previsible incremento de manadas existentes en el Estado Español. Entidades como la Fundación Artemisan estiman que existen actualmente unos 300 grupos que reúnen a más de 3.000 ejemplares.

Esas cifras que están basadas en censos realizados entre 2012 y 2014 pueden haber aumentado de forma ostensible, “a pesar de que la gestión cinegética realizada a través de la caza ha conseguido ‘sujetar’ las poblaciones”, según señala el coordinador en Gipuzkoa del sindicato ganadero ENBA, Xabier Iraola.

El esfuerzo realizado tanto por este sindicato como por EHNE al pedir el apoyo a la moción ‘Por la ganadería extensiva de montaña y el control poblacional del lobo’, resultó baldío. Ahora, con la protección de esa especie que resultará contraproducente con la ganadería extensiva, Iraola teme que la medida “hará peligrar en el futuro esta actividad ya que “se incrementa el grave riesgo de que los lobos entren y se estabilicen en Euskadi”.

Inviable

La opinión es compartida por el cazador arabarra Miguel Ángel Romero al considerar “inviable” la coexistencia del lobo y los modos de vida en las zonas rurales. “Se habla de la España vaciada y pensamos en zonas de Castilla, de Aragón…, pero en el sur de Araba hay muchas zonas que se están despoblando ya que la gente va allí tras su jornada laboral o durante los fines de semana”.

En ese sentido Romero recuerda que ya se han producido ataque en zonas de Araba como en las proximidades de Amurrio, en Luna o en Gibijo, zona esta última en la que “se conserva una de las dos loberas que existen en la provincia, aunque en épocas pasada debió de haber más de una veintena”.

Estas ancestrales construcciones destinadas a capturar a los lobos que accedían a esa zona de Kuartango pretendían reducir las poblaciones de “una especie que se vuelve loca con la sangre. Y lo peor es que es capar de matar ocho cabezas de ganado pero únicamente se come una”, lamenta Romero. Además, cuando el lobo alcanza la edad adulta, su instinto reproductivo le lleva a “crear una nueva familia y a conquistar nuevos territorios”, apunta Iraola.

En Bizkaia también se han detectado ataques en la zona próximas al Gorbea como Orozko o Zeanuri, además de en Karrantza, por parte de lobos que proceden de Castilla y León y de Cantabria. Aunque por el momento no se han denunciado ataques en Gipuzkoa, ganaderos y cazadores temen que las manadas que desde Aragón acceden a Nafarroa puedan llegar hasta las sierras de Urbasa o de Aralar y, como apunta Iraola, “una vez que entren ya andaremos tarde”.

La expansión territorial del lobo está avalada por expertos como Mario Sáenz de Buruaga, biólogo y director de Consultora de Recursos Naturales, que apuntaba hace unos meses que “el lobo atraviesa un buen momento poblacional en casi todo el tercio noroccidental de España”.

La ocupación de nuevas zonas pone en peligro la actividad de los ganaderos en extensivo y, por ejemplo, “puede llevar a algunos pastores de ovejas latxas a abandonar directamente la actividad. Hoy en día no pueden estar las 24 horas del día pendientes de sus rebaños, pero tampoco puede estar permanentemente con el miedo de ver si el lobo ha atacado a sus ovejas”, subraya Iraola.

Una consecuencia directa de esa situación puede ser que los pastores opten por mantener a los rebaños cerca de sus casas, aunque ello puede tener consecuencias en la calidad del queso Idiazabal, considerado como una de las joyas de la cultura gastronómica de Euskal Herria.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...

About The Author

Artículos Relacionados