Friso
Friso
Friso
Friso

La Federación de Caza reclama a la Diputación modificaciones en el convenio de caza mayor

La Federación de Caza reclama a la Diputación modificaciones en el convenio de caza mayor

La Federación de Caza reclama a la Diputación modificaciones en el convenio de caza mayor

Los cazadores muestran su satisfacción por la nueva orden de vedas, a pesar de que prohíbe la caza de tórtolas y de avefrías

J. Zengotitabengoa
La Federación Gipuzkoana de Caza ha reclamado a la Diputación Foral de Gipuzkoa la inclusión de modificaciones en el apartado de subvenciones que se conceden a los baserritarras por los daños que provocan en sus propiedades las especies cinegéticas de caza mayor, como paso necesario para la aprobación del convenio entre ambas instituciones.

Tras la recepción el pasado 30 de agosto del borrador elaborado por la institución foral, el presidente de los cazadores de Gipuzkoa, Ángel Zaldua, ha mostrado su contrariedad por las cuantías establecidas a modo de subvenciones, “sobre todo cuando son las cuadrillas de caza mayor las que aportan todo el dinero para costear las correspondientes indemnizaciones”.

Zaldua señala que “la propuesta foral establece una partida de 30.000 euros para los baserritarras, 15.000 euros para incentivar a los cazadores y otros 5.000 euros para medidas preventivas. Pero los cazadores nos han asegurado que ellos no necesitan incentivos para ir a cazar, por lo que creemos que sería más correcto destinar 40.000 euros para costear los perjuicios a los baserritarras y 10.000 euros para medidas preventivas”.

El modo de distribuir las ayudas es también otro de los aspectos en discordia, ya que la propuesta de convenio señala que quienes tendrán derecho a cobrar las indemnizaciones serán quienes tengan, como mínimo, 0,5 UTAs (Unidades de Trabajo Agrario) y que además sean ATP, es decir, que deben ser agricultores profesionales.

Respecto a esta cuestión Zaldua indica que “en Gipuzkoa hay muchos baserritarras que tienen esas UTAs, pero no hay tantos que sean ATP, por lo que la mayoría no podría acceder a las correspondientes indemnizaciones. En decir, que la Diputación abre un melón para muchos pero sólo va a pagar a unos pocos, y esa situación puede provocar un conflicto social”.

Reparto injusto

Otro de los aspectos que se incorpora al documento contempla que “las indemnizaciones únicamente se concederán a todos aquellos que acrediten daños superiores a 100 euros, ya que había reclamaciones por daños irrisorios de 8, 30, 50, 60… euros y creemos que esos son gastos menores que cualquier baserritarra puede soportar. Pero con el actual borrador resultaría que si dos de ellos tienen daños superiores a los 1.000 euros, pero uno es ATP y el otro no lo es, sólo cobraría uno de ellos. Y eso nos parece injusto”.

Tras la última asamblea llevada a cabo en la Federación, en la que se dieron cita casi dos centenares de representantes de los cazadores gipuzkoarras que estudiaron la propuesta, los aficionados mostraron su disposición a esperar unos días más, aunque Zaldua cree que “es necesario cerrar el convenio cuanto antes”.

La aceptación de las modificaciones propuestas, así como el reconocimiento de los derechos para practicar la caza en el monte Ulia, un conflicto que se remonta al año 2012 y que cuenta con varias resoluciones favorables de los tribunales de Justicia, son cuestiones fundamentales para dar por finalizada la huelga que los cazadores mantienen desde el pasado 1 de marzo.

Sin embargo, la Diputación se niega a acatar esas resoluciones judiciales respecto a la caza en Ulia y volvió a sacar una orden foral prohibiendo la caza en la zona, lo que en opinión de Zaldua es “una burda maniobra para no acatar la sentencia. Al final, van a acusarles de desacato, con lo que el tema pasará del procedimiento contencioso-administrativo al penal”.

Orden de vedas

La última orden de vedas publicada por la Diputación incluye las últimas modificaciones exigidas mediante resoluciones judiciales, que establecen como nuevos condicionantes la necesidad de justificar técnicamente que las especies a incluir en ese documento “son cinegéticamente sostenibles”.

Por esa razón, la orden de vedas de Gipuzkoa ha tomado en consideración tanto documentación de ámbito europeo como un informe técnico de Aranzadi, que han sido la base para excluir como especies cinegéticas tanto la tórtola como la avefría. “Nosotros no ponemos ninguna pega a esa decisión, pero seguiremos realizando estudios para ver si efectivamente es necesario parar o basta con un periodo de moratoria”, apunta Zaldua.

Los estudios realizados por las federaciones de caza, que demuestran la buena situación de las poblaciones de torcaces, han sido un argumento de peso para la ampliación del periodo de caza. De hecho, “la prolongación de la campaña cinegética de esta especie hasta el 16 de febrero”, tal y como reconoce Zaldua con satisfacción, supone el reconocimiento de una histórica reivindicación de los cazadores vascos que esperan con ansiedad la apertura de la veda del próximo 12 de octubre.

Además, se ha corregido un aspecto del documento inicial referente a la becada, ya que se excluía el viernes como jornada cinegética de esa especie, aunque finalmente “se podrá cazar de lunes a domingo, tal y como habíamos reclamado desde la Federación”, subraya Zaldua.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About The Author

Redacción Desveda

Redacción periódico digital Desveda #caza #pesca #tirodeportivo #rural #naturaleza

Artículos Relacionados