Friso
Friso
Friso
Friso

Los “macarras” de la caza y la pesca

Los “macarras” de la caza y la pesca

Vaya por delante que yo pertenezco a ADECAP, PERIODIPESCA y a la RFEC aún cuando a esta última entidad, tan principal, la critique en lo que considero criticable como lo haría con las otras dos caso de que, a mi parecer, tuviera motivos para ello. Pero no los tengo. Soy federado con algún carguillo desde el mismo día en el que cumplí los 18 años y espero que la muerte me pille con el carnet de la RFEC actualizado. De todas las maneras, algo va cambiando en la RFEC, pues me dejan escribir en su magnífica página web sin coartarme ni censurarme absolutamente nada a sabiendas de lo que  pienso. Yo, jamás traicionaré a la RFEC y ya no necesito nada de ella, pero la quiero con toda mi alma y considero sus defectos como propios. ¡¡¡Qué nadie se llame a engaño con mi humilde persona!!!!
  
Las dos primeras entidades (ADECAP Y PERIODIPESCA) lo único que hacen mal es tener a un hombre como yo en sus filas aún cuando, dicho sea de paso, me desvivo por ellas sin dar tres cuartos al pregonero. Sepan que ambas entidades celebran este año su vigésimo aniversario y que en el caso de ADECAP,  tengo el carnet número 3.236 expedido el 15 de abril de 1991 (eran tiempos difíciles para mí y para eso …).

         

Quiero que sepan que al DIA DEL CAZADOR Y PESCADOR no he fallado ni un solo año aún cuando algunos me hayan tenido que levantar directamente de la cama para asistir casi de cuerpo presente. Iba y no por ello molestaba a mi ahora idolatrado amigo Juan Antonio Sarasketa Leguina. Y sepan, también,  que mis trece años de asistencia y pertenencia a PERIODIPESCA, han sido con compromisos sólidos de colaboración que cumplo a pies juntillas tal y como podrán acreditar los periodistas vascos asistentes a tan importante evento. Me enorgullece ver allí a Nerea Haig, directora de SUSTRAI (la mejor revista del sector primario de todo el Estado).

No cito a más por estar haciendo una introducción demasiado larga. Pero es que hay malandrines a quienes les gusta hozar y amochar tanto en mi prosa como en mi vida con torticeras y aviesas intenciones en concordancia con su baja estrofa gallofera.

Como ya me estoy haciendo viejo, es superior a mis fuerzas ver a toda esa panda de sinvergüenzas que amparados por un titulillo se suben a los púlpitos a explicarnos a los cazadores la debida gestión para que haya en el campo más perdices que sardinas en los tabales si se les contrata a ellos, a sus allegados o se aplican sus fórmulas magistrales. ¡¡Les pagamos por la plúmbea charla o artículo y encima nos ponen a caer de un burro!!!. Pero sinvergonzones, que con discurso tan manido ya nos vienen aburriendo y cobrando desde hace más de 20 años y jamás dijeron nada del declive de todas las aves que se alimentan del grano que envenena una agricultura totalmente alejada de la biodiversidad con la que a ustedes se les llena la boca. ¿Cómo tienen la poca vergüenza de hacer planes de gestión sin anotar el declive que todos vemos?. Aquí todo el mundo ha reconocido que los venenos de sementera matan y ni Cristo ha hecho nada.

Vamos a ver. A algún sinvergonzón de estos se le permite hasta sermonearnos desde las páginas de nuestras revistas pretendidamente técnicas. Es más, esos mismos caraduras son quienes van a las instituciones en busca de ¿trabajo? presumiendo de que nos meten en cintura. Y con el contenido de sus alforjas se presentan a las multinacionales para hacerles los planes medioambientales de los molinos eólicos. Sepan que cuando les da algún trabajo la administración en aras de esa mal entendida privatización lo único que hacen es precarizar sueldos como verdaderos tiranos y vestir el santo con cuatro estadísticas de colorines que no dicen ni pueden decir nada. Hay que auditar los trabajos hechos por estos menesterosos bajo la vertiente técnica y económica. Y ojo, que la forma de adjudicación también necesita ser estudiada. Y nos sermonean … los muy canallas. 

La solución a todas esas monsergas está en regenerar el terreno o el río y punto pelota. No. No me vengan con cantinelas como ese que me contestó en un post que regenerar el campo era imposible. Será imposible regenerar todo el campo, no lo dudo, pero dejar unas cuantas hectáreas a su libre albedrío sin que las proteja ni las siembre nadie, yo creo que eso es factible y económico.

Yo, he escuchado, sin romperles la cara,  a gestores doctorados cuya gestión consistía en embotar las perdices y luego soltarlas en el campo como si de una granja al aire libre se tratara. Miren ustedes, toda ave manipulada por párrocos o científicos de pandereta, es negocio de granja. ¡¡¡¡DE GRANJA!!!!. Y si no fuera así, los granjeros no andarían detrás de tales picardías. Tengo alguna vida ejemplar de ciertos granjeros que haría las delicias de los amantes de la Picaresca Española. Pero con su “morro” han hecho dinero a cuenta de aniquilar la biodiversidad. Y encima dicen que se codean con los más altos dignatarios del reino de España. Por lo menos el Dioni es un hombre ejemplar (con un par).

Yo veo como se suceden las ferias y eventos a cuenta del erario público y cotejo como los mismos santones ejercen una gestión peripatética o itinerante consistente en hacer brindis al Sol por todo el ruedo ibérico o en recomendar a la empresa de sus amigos, cuando no a la de ellos con la gran plantilla de una sola persona.  Excepción sea hecha de don José Miguel Montoya Oliver, doctor en ingeniería superior de montes y hombre con experiencia en campo de los que no interesan y acosan, bajo seudónimos, los cuatro impresentables que se reparten el cotarro. ¡¡¡¡COBARDES!!!!.  Los mismos que poniendo como pantalla lo nuestro propician que les llamen para hacer planes de viabilidad de los parques eólicos y atentados medioambientales similares. Ahora parece que se van a revisar por Europa ciertas granjas de molinos eólicos … Pero como dice mi amigo Chan, falta pan para tanto chorizo. 

Yo conozco a sinvergonzones que por designación política entraron en privatizaciones de la administración (outsourcing) y como entraron tan fácilmente sin oposición de ningún tipo y con sueldazos jamás soñados por ellos, luego se dedicaron a descojonar a todo un colectivo de cazadores o de pescadores enfrentando a todos contra todos a fin de que les llamaran a ellos para apagar un fuego que prendieron con total impunidad. Es más, yo les he visto hasta morder la mano que les daba de comer poniendo al colectivo por pantalla. Colectivo al que no representaban en su totalidad. Por eso cuando oigo hablar de privatizaciones, tengo motivos suficientes como para tentarme las ropas. Algunas empresas salvadoras andan por los juzgados dando explicaciones… Después,  a lo mejor llaman a declarar a sus mentores. ¿Quilosá?. Pero bueno, parece que las aguas vuelven a sus cauces después de habérseles visto el plumero.

Los sinvergonzones del púlpito se apuntan a un bombardeo con tal de darse a conocer a través del figureo. Lo mismo están en el “club de los agapornis cariocos” que en la “asociación del ciempiés Español”. Pero no se queda ahí la cosa. Qué va. Luego se apuntan a varias asociaciones venatorias o piscícolas de esas que nacen todos los días como setas y así,  con una tarjeta de tanto ringo rango,  se creen capaces de acojonar hasta al Ku Klux Klan. Oigan, que detrás de semejantes ladrones no hay nada. Que todos no somos tontos y que si se tira del hilo salen tres y el de la guitarra. Los inmorales han “igualao” a los ecolojetas (Cambalache). 

                                                            

Los del pulpitillo (púlpito es mucho para ellos) manejan la prensa como los ecolojetas. La inundan con una pirotecnia informativa que a uno le dejan alelado sabiendo que detrás de ellos no hay nada y que encima nadie les pone las peras al cuarto. Les temen por lo mismo que a los ecolojetas. Lo que hacen ellos lo sabemos hacer todos. Pero claro, ahora que no sobra el parné, espero que les sigan poniendo en su sitio. Ya está bien de aprendices de mafiosos propiciando el silencio de los corderos.

Lo que más me jode de los grandes santones técnicos de los púlpitillos de revistas de baratillo y con mano en la prensa generalista presentándose como la pomada divina,  es que encima se empeñan en que practiquemos la iconoclasia. Pero si son unos oportunistas carroñeros y vulgares ladronzuelos que despotrican de la gente de bien en beneficio de ellos. Habrá que estudiar a fondo a quienes les hacen caso y les dan algún contrato en algunos casos hasta vitalicio. Aquí a cualquier ocioso que le ha dado tiempo para doctorarse en algo por no encontrar curro, se les abren las puertas de par en par por estar en el machito una manada de burros que se creen todavía que un título brillante es la lámpara de Aladino.   

Yo he visto a los del pulpitillo malmeter y acojonar a los cazadores y pescadores diciendo que la gestión la llevaban ellos y mentían, porque la gestión la llevaban por delegación de la administración con su posterior estipendio y la pertinente hoja de ruta. Pero los muy canallas lo hacían por clientelismo a fin de que llegado el caso,  les votaran los acosados bajo el síndrome de Estocolmo. Claro, en algunos casos no funcionó el acojono sistematizado y una vez abierta la veda, caerán varios. ¿Qué pueden ir diciendo por España estos sujetos?. Pueden, eso sí, bailar por Soleares o irse de Bachata… Pero que no se les ocurra hablar del “fistro” de gestión llevado a cabo desde ninguna organización que no sea la administración.  Pero si la caza mayor ha aumentado y la menor ha disminuido sin hacer ni Dios nada salvo un papeleo absurdo y caduco.

Ya sé, ya sé, pero no quiero escribir en esta ocasión de ellos,  que hay algunos que por pertenecer a algún ente deportivo cobran un sueldazo y en vez de instaurar en las federaciones organigramas jerárquicos de responsabilidades,  instauran organigramas de sus familiares ascendentes y descendentes con buenos sueldos todos ellos. Y otros,  cuyo papá, mamá o cónyuge está dentro, les encarga trabajos digitales sin cuento. La caza es un mundo que no está fiscalizado como si de una empresa se tratara y en la RFEC al no ser cada cazador federado un voto, se cometen verdaderas barrabasadas. Pues en cada región de España funciona con diferentes competencias a pesar de ser todas ellas sucursales de la Real Federación Española de Caza (RFEC).  Pero es que uno tiene que oír o leer sandeces como la siguiente: Yo, en representación de todos los cazadores de mi autonomía … ¿Tú?, sólo representas a los cazadores federados. ¿O es que ves doble?. Sé parco en el yantar y moderado en las libaciones a fin de no confundir tus apreciaciones. 

Me consta cómo consiguen sus trabajos algunos dentro de nuestros entes y además siempre son los mismos adjudicadores y adjudicados. Eso tiene que cambiar de inmediato, de lo contrario nos lo intervendrán de la noche a la mañana y no podremos decir nada. Yo temo mucho más a quienes cobran en egos,  que a quienes cobran en euros. Pero es que los muy mamones se quedan con los trabajos de mala manera y luego en vez de agradecérnoslo nos utilizan para decirnos que no a la contrapasa o escriben en las revistas de baratillo amonestaciones con pretensiones técnicas como para acojonar a los camandulenses en Cuaresma. Se han quedado trasnochados en los tiempos de la ecología de Félix Rodríguez de la Fuente. Mamarrachos. Alguno habrá hecho dinero, no lo dudo, pero el dinero mal conseguido jamás fue disfrutado. “Hipo yo, mientras el dichoso trepa”… 

Dejo unos cuantos prototipos para la próxima hornada.        

Pues bien, los del pulpitillo y sus allegados nos han chuleado como macarras sin corazón, qué es lo que son. ¿Hasta cuándo vamos a seguir permitiéndoselo?. Miren ustedes, no pasa nada por dar un golpe de timón y mandarles a freír espárragos. Patalearán. Inundarán los medios durante cuatro días. Pero enseguida todo se olvida y  servirá de escarmiento para todos los demás.

Miren ustedes, cuando los del pulpitillo vayan por sus lares, apaguen la luz en mitad del discurso y péinenles el lomo con una vara de avellano.

A estos sujetos les gusta más el púlpito que a Fray Gerundio de Campazas (alias Zotes). Claro, su discurso es peor que la de aquel plúmbeo fraile virtual que el Padre Isla inmortalizó. Ni pensar quiero lo que diría el Padre Isla hoy si levantara la cabeza y viera cómo está el patio. No se me rían, carajo, que a muchos eclesiásticos y hasta a fundadores de partidos centenarios les gustaba la caza tanto como a nosotros. ¿O no?.

No oculto ni ocultaré jamás que yo he peregrinado y peregrino por todo el ruedo ibérico asistiendo a conferencias y a veces dándolas. Si bien es cierto que no puedo asistir ni preparar todas las conferencias y eventos que me ofrecen. Por eso les conozco. Por eso no les temo. Pues les he escuchado muchas más veces que ellos a mí. Y me han hablado de ellos perrerías que guardo para publicarlas a su debido tiempo. Y me han pasado sus patochadas. La paz que ellos buscan, es peor que mis guerras. Si estuvieran en su sitio de la forma adecuada, yo, pobre de mí, no diría nada. Es más, recientemente he rechazado un nombramiento a nivel Estatal que haría las delicias de ciertos mentecatos. Prefiero dedicar mi tiempo libre a la familia por lo mucho que les privé de mi presencia durante más de un cuarto de siglo, cuando los días tenían 30 horas laborables y las semanas ocho días.

En mi tiempo libre prefiero esperar a la parca ligero de equipaje pero: cazando, pescando, cosechando berros o caracoles, fotografiando todo lo fotografiable y estando en los medios como un cazador de a píe sin ninguna pretensión que la de reivindicar la dignidad de nuestra humilde condición.

       

Y lo de estar en los medios, cada vez me seduce menos, pero mientras siga esa banda de atracadores, no me quitarán de en medio, aún cuando lo intentaron muchas veces y alguna lo consiguieron para desgracia de los lectores y quebraderos de cabeza de los directores. ¡¡¡Qué más quisieran ellos!!!. Bueno, contestan en mis posts con seudónimos sin darse cuenta de que queda grabada siempre su dirección IP (qué acémilos).  Son unos mediocres irredentos e ignorantes y como tales, cobardes, traidores y miserables. Yo, nunca me casé con nadie y no puedo decir que me haya salido barato. MÁS BIEN AL CONTRARIO.  Pero a quienes quiero, les quiero sin límite y hasta sus últimas consecuencias. Qué evidencie el “modus procedendi” de estos menesterosos, no quiere decir que les odie, pues eso cuesta mucho trabajo y más ahora que uno va cuesta abajo, como en el tango.    

Suscríbete al boletín gratuito
Noticias, sorteos y promociones GRATIS
descarga

Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

0 Commentarios

  1. aitor
    0

    verdades como puños en un texto interesante…

    Suscríbete al boletín gratuito
    Noticias, sorteos y promociones GRATIS
    descarga

    Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

    Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

  2. Jokin
    0

    Bravo Miguel Ángel

    Suscríbete al boletín gratuito
    Noticias, sorteos y promociones GRATIS
    descarga

    Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

    Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

  3. Artea-Encina
    0

    Miguel Angel, son como los burros; siempre vuelven al trigo. Que con su pan sagrado se lo coman.
    Un abrazo Juan Artea-Encina

    Suscríbete al boletín gratuito
    Noticias, sorteos y promociones GRATIS
    descarga

    Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

    Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*

About The Author

Artículos Relacionados

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su utilización. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar