Friso
Friso
Friso
Friso

Tórtolas

Tórtolas

Voy a referirme exclusivamente a la tórtola común (Streptopelia turtur) que en Euskadi es una especie cazable con unos cupos pírricos. No voy a tocar la abundantísima tórtola turca (Streptopelia turtur) por seguir siendo especie no cazable a pesar de que, debido a su abundancia, hay lugares en los que las matan pagando su buen estipendio a los matabichos profesionales mientras que a los cazadores locales no nos las dejan abatir ni pagando. Los cazadores, locales e internacionales tenemos por costumbre pagar por todo aquello que sobrepasa la capacidad del medio de acuerdo siempre con los pertinentes planes cinegéticos. Pero en esto, como en todo, para los cazadores hay un doble rasero que comienza a ser rastrero.

ENTRO DIRECTAMENTE AL TRAPO

Las tórtolas comunes crían poco en Euskadi y sus aledaños. Esa es la verdad. Crían poco y se van antes de desvedarse la media veda, pero luego, después de cerrada la media veda, se registran unos pasos considerables. No obstante en los últimos días de la media veda, insisto, se registran algunos pasos considerables si se está atento a ellos.

Los pasos de las tórtolas no son como los de las palomas torcaces o los zorzales. Son muy diferentes. Van avanzando y se van quedando dos días en un sitio, cuatro en otro, ninguno en varios??? es como si asistiésemos a una entrada de codornices de esas que se posan, cantan y se van con la música a otra parte.

Hace muchos años quienes las cazábamos teníamos por norma llamar a los jefes de estación, a los párrocos o a quienes conocíamos en los pueblos para ver por dónde avanzaba el paso e ir tras de ellas los domingos. Pueblos que estaban en unas líneas de pasa que han desaparecido de la memoria de los cazadores de a pie debido, fundamentalmente, a los cotos. ¿Para qué nos interesa saber por dónde van avanzando si no las podemos cazar en todos y cada uno de los acotados?.

No obstante, en Toro (Zamora) se sigue con la tradición de, por lo menos, saber por dónde andan y cuándo llegan, cazarlas como se hizo siempre, si bien es cierto que en esa zona crían más que aquí y pueden disfrutarlas en la media veda y en los pasos. Es más, en Toro hay un paso muy bueno cuyos puestos sin numerar se cogen a las cuatro de la mañana. Miren ustedes, a finales de la media veda por esa zona siempre hay un paso moderado que se acelera con las lluvias y tormentas.

LOS EXTINTOS PUESTOS DE PASO DE T??RTOLA EN ÁLAVA
(Va por ti: Vitoria-Gasteiz)

Recuerdo con nostalgia cómo yo iba a cazar tórtolas a un pueblo que ha engullido Vitoria ??? Gasteiz capital. Se llama Margarita y nos colocábamos en una chopera a orillas del Zadorra que no sé por qué tenían querencia por pernoctar y sestear allí. Es más, nos hacíamos nuestras txabolas con ramas de chopo y paja de la cosechadora. No se cazaban muchas, esa es la verdad, pero tiros se tiraban una barbaridad. Siguiendo en la zona, había un paso fenomenal en unos chopos sueltos y diseminados que había a la derecha de Ali ya metiéndonos en un campo un poco lejano que hoy también ha sido engullido por la zona industrial de Vitoria ??? Gasteiz.

Cambiando de tercio, muchos de los que lean esto y no hayan pasado ya a ser difuntos me recordarán cazando entre Vitoria y Arriaga, lugares que para mí eran un paraíso de la caza. Arriaga, otro pueblo engullido por la ciudad. Entre Vitoria y Arriaga discurría el Txirrio, que era un río muy particular, pues en él desembocaban las alcantarillas de la ciudad y era un criadero de ratas fenomenal. Bueno, nada más salir de la calle Simón de Anda y pasar el asentamiento gitano que había por entonces allí, para ser más exacto les diré que estaba detrás de la fundición de Olazabal y Huarte, lugar éste donde se terminaba la ciudad y había ratas como gatos de grandes. Yo, habré matado miles de ratas con la carabina de aire comprimido.

Además, yo tenía bula en la ermita de San Juan de Arriaga que custodiaba la familia de un miñón de la Diputación. También tenía entrada libre en una huerta de enfrente de la citada ermita juradera, huerta perfectamente cuidada y cercada que era de Teodoro. Su hijo, bueno como el padre, hizo la ???mili??? conmigo y trabajaba en la BH de delineante. ¡La de pájaros y malvices que habré yo cogido en esos lares con cepos y hormigas de ala!

El mejor lugar de Vitoria era el riachuelo que venía de las Charcas de Zurbano a Betoño donde se podía cazar a partir de la Zuyana o de la casa de Arturo Cantón (Betoño), que era y es un gran cazador y mejor persona. ¡Qué se lo digan al Moyano, a quien yo conocí por esos lares!. Lo que ocurría era que ese arroyo estaba demasiado transitado por parejas que iban uno a cada lado del río y abatían muchas para repartir entre muchos, mientras donde yo iba se abatían pocas y eran suficientes para uno.

Les estoy escribiendo de hace casi medio siglo. Ahí es nada. Por eso conozco muy bien la caza y a los cazadores de Álava. Y ellos a mí, claro. La zona del campo del Akua y las charcas de Zurbano (ahora agrandadas artificialmente y denominadas Parque de Salburua), eran buenas hasta para abatir becacines, cuanto si más tortolillas. Antes se cazaban hasta ranas ¿son pesca? Y había mucho de todo. Ahora no se pueden ni matar los mosquitos y cada año mengua la cosa ¿Por qué será?. ¡Cráneos privilegiados!

A??N SE PUEDE ABATIR ALGUNA T??RTOLA

Los ultimísimos días de temporada hay que estar atentos a las tormentas que las empujan a África y salir al campo. Enseguida sabe uno si hay tórtolas o no. Se para el coche o se va andando a los árboles más altos o los espinos más rechonchos donde tengan un perfecto observatorio y si se levanta una, hay cien. Entonces los perros son un incordio. Hay que ir por las linderas caminando despacio y nos saldrán de golpe y porrazo por estar comiendo trigo o lo que fuere. Hay que dejarlas que enderecen y luego es un tiro tonto. A primera hora están comiendo, luego hay que buscarlas en esos arroyos con agua donde puedan posarse y colmar la sed que les producirá un buche lleno de grano. Es entonces cuando se pasea uno lentamente río arriba río abajo o se queda uno oculto en un sitio esperándolas sin hacer ruido y cubriéndonos debidamente con los accidentes del terreno o con los matorrales.

Las tórtolas son muy proclives a estar después de comer y beber sesteando en esos arroyos o ríos de abundantes y altos matorrales e incluso chopos. Entonces lo ideal es ir uno por cada lado sin adelantarse o atrasarse, así, si no sale la tórtola a una mano, sale a la otra. El secreto para abatirlas  es no precipitarse en el tiro.

Miren ustedes, pocas o muchas yo cada año las pruebo. Que no es poco. Y lo hago paseando a las orillas de los girasoles que para esas fechas próximas al cierre ya están granados. Observo y si van, allá voy yo detrás. Pero lo que de verdad les gusta son las fincas que hayan estado sembradas de: yeros, lentejas, titos, guisantes y leguminosas similares. Eso las chifla y si saben de alguna finca de las citadas, espérenlas o colóquense en el paso que vean.  Claro, en Bizkaia esto que estoy escribiendo les sonará a chino, pero no tanto en Álava y si tenemos en cuenta los miles y miles de cazadores que exporta Euskadi a Castilla, de algo les servirán estas cosillas.
 
NOTA FINAL

Yo he sido cazador toda mi vida. Toda. Eso es cierto. Pero a escribir de caza y pesca comencé hace  relativamente poco tiempo. No así de otras materias que no vienen al caso de las cuales en vez de salir trasquilado salí con premios que guardo como tesoros. Pronto me di cuenta de que las fotografías de las revistas no venían a cuento de lo nuestro. Por eso empecé yo a hacerme un álbum fotográfico digitalizado en una bien organizada base de datos y ya son miles y miles las imágenes que tengo, todas hechas por mí.
Resulta que este artículo quería ambientarle con imágenes mías como tengo por costumbre y pensé que el primer fin de semana de julio vería alguna tórtola común en las eras próximas a mi pueblecito del alma que es Fuente Andrino (Palencia). Nada. Todas eran tórtolas turcas en los montones de cereal ¡Pero si antes las tórtolas y los tordos nos llevaban su quintal largo!

Después me fui donde desde niño cogía nidos de tórtolas comunes y maldición, lo que son las cosas, allí me saltó una tórtola, pero al verla el nido con un huevo solo, me di cuenta de que también era turca por el plumerío del nido. Este humilde cazador de a pie opina que las tórtolas turcas han desplazado a las comunes y no lo digo solo por este tamaño de muestra tan ridículo, no, a mí todavía me queda algo de vergüenza. Sepan que este su seguro servidor hace muchos kilómetros dedicándose a lo suyo. Que me perdonen los cráneos privilegiados que nos llevaron por el camino equivocado (e insisten en ello). Pero es lo que hay. Es más, vivo en la Calle conde don Vela y las tórtolas turcas vienen a insultarme a mis terrazas para desasosiego de mis fringílidos. Y a esas y a las de las eras, las he retratado, cómo no. Pero a las otras, ni verlas.    

 

Suscríbete al boletín gratuito
Noticias, sorteos y promociones GRATIS
descarga

Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

0 Commentarios

  1. Miguel Ángel Romero Ruíz
    0

    Gracias a ti, ADOLFO, por leer a este cazador de a pie.

    Suscríbete al boletín gratuito
    Noticias, sorteos y promociones GRATIS
    descarga

    Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

    Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

  2. ADOLFO
    0

    Zorionak por el articulo, Miguel Ángel.

    Suscríbete al boletín gratuito
    Noticias, sorteos y promociones GRATIS
    descarga

    Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

    Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*

About The Author

Artículos Relacionados

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su utilización. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar