Friso
Friso
Friso
Friso

Truchas a cucharilla

Truchas a cucharilla

Pocos pescadores que han utilizado la cucharilla dudan de las prestaciones de este peculiar señuelo metálico, de fácil manejo, técnica sencilla y apta para utilizar en toda clase de aguas y condiciones a poco que el aficionado sea medianamente habilidoso. La cucharilla admite las técnicas más variadas y abre un ancho campo a la iniciativa personal. Mientras se logre hacerla girar en el agua, siempre se tendrá asegurado un mínimo de eficacia.

Lo mismo puede pescarse con ella haciendo que descienda rauda a favor de la corriente como remontando esta lentamente, o cruzándola en el río, bien a media agua o por el fondo. Lo importante es saberla mover a la velocidad idónea que requiere el momento y lugar. Así contado parece fácil pero como en todas las cosas la teoría es una y la práctica otra y más cuando como en este caso intervienen una serie de factores naturales.

A pesar de todo, cuando las aguas son vírgenes a la cucharilla, los primeros éxitos suelen ser espectaculares; luego los resultados van decreciendo paulatinamente, exigiendo mayor esfuerzo y agudeza de ingenio por parte del pescador para contrarrestar el creciente efecto negativo del señuelo. Las truchas se acostumbran a su presencia y progresivamente va disminuyendo en ellas su interés por la cucharilla. A pesar de que ejercen en principio una atrayente impresión con reflejos y vibraciones irresistibles para su instinto de ataque sobre todo en los salmónidos. Sin embargo es conveniente utilizar la cucharilla adecuada para cada circunstancia. Importa mucho el tamaño, color y tipo de pala.

La cucharilla puede comportase de muy distinta manera en relación a las condiciones del agua a través de la cual se mueve: una cucharilla que gire bien en la corriente puede no hacerlo en aguas lentas y una que se comporte bien remontando el agua puede ser nefasta en sentido contario. Así podríamos recomendar cucharillas con paleta corta y ancha para aguas lentas y las de pala estrecha y larga para aguas rápidas. En cuanto a la coloración, en general son aceptables los fondos plata para aguas turbias y los dorados para las claras. En cuanto al tamaño, todo depende del caudal de los ríos. Cuanto mayor sea este, cucharillas más grandes y a la inversa.

Suscríbete al boletín gratuito
Noticias, sorteos y promociones GRATIS
descarga

Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*

About The Author

Artículos Relacionados

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su utilización. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar