Friso
Friso
Friso
Friso

Truchas y salvelinos en los ibones del Pirineo

Truchas y salvelinos en los ibones del Pirineo

En el Pirineo aragonés, por encima de los 2.000 metros de altitud hay numerosos lagos de origen glaciar denominados ibones que albergan en sus aguas una buena población de salmónidos como la Trucha común y el Salvelino o Trucha de Fontana.
 
Los Pirineos, ese macizo montañoso divisorio entre nuestra comunidad autónoma y la vecina Francia, son un lugar privilegiado para la pesca de salmónidos, como la Salmo trutta fario o Trucha Común y el Salvelino o Trucha de Fontana (Salvelinus fontinalis). Las fuentes y manantiales que se originan, mayoritariamente por el deshielo en la alta montaña, dan origen a pequeños arroyos y riachuelos que en su discurrir pendiente abajo y encontrar una planicie forman lagos de mayor o menor tamaño que se denomina ibones. Hay autores que atribuyen la denominación ibón al vocablo vasco ???ibai??? que significa río. Estos ibones están situados por encima de los 2.000 metros de altitud, se caracterizan por tener unas aguas frías, perfectamente oxigenadas y con ausencia total de contaminación que las convierten en un hábitat idóneo para los salmónidos mencionados, y son origen del nacimiento de varios ríos que tenemos en nuestra comunidad autónoma.

En la zona del Pirineo aragonés hay censados más de 90 ibones, algunos de ellos adornados en su historia con leyendas ancestrales de hadas y encantamientos , como la ???Basa de la mora ??? en la localidad oscense de Plan en el Valle de Gistaín, y otros como el Anayet, Sabocos, Baños  etc. donde también se cuenta que moran las ???Fadas dos Ibons ???. La mitología popular cuenta leyendas de muertes de pastores que acudían encantados a la llamada de hadas ahogándose en el lago, historias populares que hacen, si cabe, más atrayente el visitar estos lugares además de por la pesca.

Truchas y Salvelinos

La Trucha común o Salmo Trutta fario es un habitante autóctono de estos ecosistemas fluviales pirenaicos. Si las truchas de río y de altitudes medias son de por sí bellas y de colores vivos, las truchas de ibón son, a mis ojos, más bellas aún si cabe, con unos colores vivísimos que observa embelesado el pescador al sacarlas del agua y ver los rebrillos de oro moteados de negro y rojo luciendo al sol. Las truchas de ibón son muy bravas y a pesar de su tamaño ofrecen una captura de fuerte  lucha al pescador, pues las tallas máximas que suelen alcanzar en la mayoría de los ibones no superan el kilo y medio de peso, aunque puede haber excepciones. Las veces que he podido pescar estos salmónidos en ibones he observado que pican a ???rachas???, es decir, que tienen periodos álgidos de actividad seguidos de periodos e calma casi absoluta.

Se diría que todas las truchas delibón deciden al unísono cuándo entran en actividad y se desplazan para comer. Por lo general, la actividad la demuestran por sus subidas a la superficie para capturar moscas,  mosquitos y otros insectos, como por ejemplo grillos y saltamontes, que en época de primavera a verano abundan. El Salvelino (Salvelinus fontinalis) o trucha de fontana es más oscuro que la trucha y se caracteriza por tener su dorso adornado con manchas y líneas onduladas, completan su colorido maculas rosadas y destellos azulados en los flancos. La base inferior de las aletas inferiores tiene un marcado borde blanco que destaca con el oscuro del resto.

El Salvelino es una especie originaria de América del Norte que fue introducido en nuestro país a principios del siglo XX , principalmente en la zona de los Pirineos, Aragón, Andorra y Cataluña. Su adaptación al medio fue buena y en la actualidad se mantiene una población constante en la casi totalidad de las zonas de alta montaña, principalmente, en lagos e ibones. Su hábitat y comportamiento es similar al de la trucha y se le puede pescar tanto al lance como con mosca. Por lo general la talla que alcanza no excede de los dos kilos de peso, siendo esta talla poco frecuente. Al lance y a mosca Ambas especies pueden pescarse al lanzado con señuelo artificial y a mosca o ???cola de rata???. Al lanzado con señuelos artificiales se emplean cucharillas giratorias de pequeño tamaño fundamentalmente plateadas, por lo general de los números 0 al 2. También se utilizan peces artificiales de pequeño tamaño que imiten en el agua alevines de trucha, puesto que estos peces son caníbales y depredan sobre los pequeños de su misma especie.

Hay en el mercado diferentes imitaciones de alevines de truchas, salvelinos y otros peces que han demostrado gran efectividad para la pesca en ibones. Una forma de emplearlos es recuperar de forma continua imprimiendo vida al señuelo y dando alguna pausa de vez en cuando, al objeto de imitar a un alevín herido o en apuros. Al lanzado también pueden utilizarse moscas secas y ahogadas utilizando un buldó o bola transparente de agua para lanzarlas. Las cañas de lance deben ser de acción blanda (parabólica) al objeto de agotar a las truchas con el cimbreo de la misma, cuando están clavadas. A mosca se utilizan mayoritariamente moscas secas (flotantes) que se emplean cuando la actividad de las truchas y los salvelinos están en su apogeo, lanzando en los alrededores de las ondas concéntricas que hacen las truchas cuando se ceban en superficie. También se utiliza la mosca ahogada, las imitaciones de ninfas y de otros insectos que habitan en estas altitudes como el saltamontes. He visto especialistas de la pesca a mosca que logran un buen número de capturas con imitaciones de abejorros y moscardones elaborados con pelo de ciervo tipo ???muddler???.

Respeto al medio ambiente

El acceso a la pesca en los ibones del Pirineo está debidamente reglamentado en la orden de vedas que cada año edita el departamento de Medio Ambiente del Gobierno de Aragón y en la que se informa de las tallas, número de capturas, zonas y modalidades autorizadas. Es muy necesario consultarlas , por ejemplo para conocer las tallas mínimas que son 22 cm en la trucha y 30 cm en el salvelino, así como el cupo de capturas permitidas, que son 4 ejemplares de trucha y 5 de salvelino.
Es fundamental no ensuciar las orillas ni dejar basura en las zonas de acampada, dejando el lugar visitado tal como lo encontramos. Deberemos respetar las normas establecidas para pescar y concienciarnos de la gran importancia de estos santuarios para la pesca de salmónidos que son los ibones del pirineo aragonés. Si no habéis probado antes la pesca de salmónidos a lance o a mosca en estos lagos pirenaicos, os aconsejo que esta temporada lo hagáis. Hay guías especializados en nuestra comunidad autónoma que ofrecen sus servicios para acompañar al pescador y que actúan con verdadera profesionalidad. Si podéis, no dejéis de probarlo: es una experiencia que vale la pena.

Suscríbete al boletín gratuito
Noticias, sorteos y promociones GRATIS
descarga

Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

About The Author

Artículos Relacionados

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su utilización. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar