Friso
Friso
Friso
Friso

¡Cazadores asesinos! ¡Marroquíes violadores!

¡Cazadores asesinos! ¡Marroquíes violadores!

Articulo de opinión escrito por el perfil RENACER CINEGETICO en Facebook 

He visto el vídeo que los jóvenes de ADECAP GAZTEAK grabaron en la manifestación contra el uso de perros de caza para la caza. Ya solo esta última frase crea confusión entre la gente inteligente… “contra el uso de las razas de perros de caza para la caza” o lo que sería equivalente; contra el uso de los jerseys para abrigarse, de las cucharas para comer sopa o de los condones para…para… (¡que esto lo leen niños!) ponerlos en el cañón de los rifles de asalto cuando eres una Navy Seal y te tiran al agua.
No olvidemos una cosa. Esos animalillos que tras miles de años hoy llamamos perros, antes eran lobos, coyotes y similares cánidos y estaban ahí, en el monte, cazando, que es lo que saben hacer y para lo que fueron creados y lo que les manda su instinto. Llegado un momento del neolítico (se cree ahora) que ambas especies entraron en simbiosis y no fue por amor, fue porque ambas cazaban y ambas se veneficiaban la una de la otra si cazaban juntas. Y así es como los dos superdepredadores del momento se unieron. Y gracias a que aquellos perros primigenios cazaban, y nosotros eramos cazadores, hoy existe el perro (el de caza y el de no caza). Si los lobos, en vez de para cazar, hubieran servido para recoger lombrices del suelo, hoy, no existirían los perros y esa manifestación no se hubiera celebrado jamás.
Desde el gracioso y pequeño Yorkshire Terrier que mataba ratas en las minas inglesas, hasta el gigante Irish Wolfhound que perseguía lobos y ciervos, pasando por cualquier raza, todas tienen el instinto de perseguir, y dado que son carnívoros, todas ellas tienen el instinto de matar. Los cazadores no enseñamos ni obligamos al perro a cazar, el perro ya viene con las ganas y el instinto de caza, nosotros solo controlamos ese instinto y lo hacemos más racional, menos salvaje (fíjate tú que curioso). Procuramos que cuando localice la presa en vez de abalanzarse sobre ella, espere nuestra llegada, que si es un perro de pluma no siga a un corzo, que no ataque al ganado, etc. Si lo quieren ver así, resulta que en cierto modo, los cazadores civilizamos al perro pero sin hacerle perder su esencia, su instinto, aquello para lo que nació y aquello que tiene que hacer para ser feliz. Y nos acusan de maltratadores de perros, y los medios cubren esta falacia orgullosos. Y fíjense ustedes que cuando dejo a uno de mis setter en el sofá de casa y me llevó a los otros de caza (¡a “torurarlos”!), mi mujer me castiga sin sexo una semana porque no ha podido dormir de los aullidos y ladridos del perro que se queda en el sofá porque sabe que sus “compis” se van de caza y a él le toca estar en casa. Ahí es cuando reconozco que soy un cazador maltratador, pero con el perro que se queda calentito en el sofá. Y esto me lleva a los cazadores asesinos.
Imagino una manifestación en la que salen 200 personas con pancartas y altavoces gritando: “¡marroquíes violadores, ladrones, terroristas, idos a vuestro país!” Estos serían racistas, incivilizados, fachas, nazis y no se qué más, pero en esta sociedad de lo políticamente correcto, que 200 personas salgan gritando “¡cazadores asesinos!, ¡cazadoras asesinas!” es motivo de orgullo y cobertura, y de que además, cuatro famosetes presten su imagen a la causa. No entiendo la diferencia, disculpen. Que se falte al respeto a un colectivo nos parece mal, pero a otro más numeroso nos parece bien, digno de darle cobertura mediática. Como en todo grupo formado por miles de personas tendremos muchísima gente honesta, responsable y que es a la que menos se la ve y a la que menos se la oye, y también tendremos hijos de puta que por sus actos fuera de toda lógica y humanidad son los que salen en los medios, dándonos la sensación de que todos los de ese colectivo son así. Y no es justo, que por los actos de unos pocos se juzgue a todos, y no es justo máxime cuando el propio colectivo repudia a esos individuos. Nosotros los llamamos “escopeteros”, no cazadores.
Y lo mismo que digo lo cortés digo lo valiente. Lo cortés: Hay una cosa del vídeo que no me ha gustado personalmente. La última imagen dónde a Maria de Troylo se la ve diciendo: “Mecagüen Dios! deja de tirar de la cadena!” y corrije a su perro con un tirón fuerte. Esta imágen se ha interpretado o puesto como un ejemplo de maltrato animal. No estoy de acuerdo, eso lo hemos hecho todos, cazadores y no cazadores, y no es maltrato, es usar el lenguaje de los perros, dónde el macho alfa, el líder, corrije con la violencia (contenida) el comportamiento o la intención del perro de nivel inferior de llevar el control. Visto de otra manera, es como gritarle y darle un azote en el culo a tu hijo cuando te saca de quicio, y eso no te hace padre maltratador, eso te hace padre responsable porque corrije un comportamiento que de repetirse va a ir en detrimento de tu protegido.
Lo valiente: Enhorabuena a los de ADECAP GAZTEAK por ir a grabar la manifestación y demostrarnos que eran cuatro y un tambor, porque los medios se hubieran empeñado en falsear las imágenes con ángulos de cámara que dieran a entender que allí no cabía un alfiler. Enhorabuena también por entender la manifestación desde el respeto y no entrar a “cuchillo” a la misma mientras eran insultados, limitándose a observar y no a boicotearla, hecho, que de haber sido al revés, seguro que estos post-animalistas hubieran hecho sin lugar a dudas y, nuevamente, allí estaría la prensa de lo “políticamente correcto” y de la “libertad de expresión que les conviene” para cubrirlo. ¡Muchas gracias chavales!
Suscríbete al boletín gratuito
Noticias, sorteos y promociones GRATIS
descarga

Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

About The Author

Artículos Relacionados

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su utilización. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar