Friso
Friso
Friso
Friso

Confusiones más frecuentes a la hora de disparar (sin conocer a fondo las especies)

Confusiones más frecuentes a la hora de disparar (sin conocer a fondo las especies)

Es frecuente encontrarse con cazadores jóvenes y mayores que conocen justamente las especies que cazan, y a veces ni eso. Conlleva daños irreparables a la naturaleza y frecuentes multas que debieran quedarse en un simple apercibimiento a fin de que los cazadores profundicemos un poco más en nuestros conocimientos, pues las escuelas de caza con las que nos han dotado se dedican a dar cursos para el examen del cazador, a la ???doma canina??? y poco más. Debiéramos de abrirnos a un mayor conocimiento de todo lo que nos rodea, sea tanto mineral como vegetal y animal. Y lo pienso así, a fin de ser fedatarios debidamente documentados capaces de denunciar lo que no denuncian quienes debieran de hacerlo por profesión u oficio y no lo hacen por tener amo o por ir por la vida de
ecologistas (ecolojetas).

Estos últimos no lo hacen por miedo a perder la subvención o su rastrera posición en algún despachillo oscuro de la Administración desde donde conspiran como verdaderos traidores que son. Aquí no ocurre como en Francia, donde un simple y muy formado agricultor de esos que trabajan de sol a sol ha puesto contra las cuerdas a Monsanto, multinacional americana de los venenos en forma de transgénicos, fitosanitarios y lo que no sabemos.

ZARAPITOS Y BECADAS

Este artículo viene a cuento de que no hace mucho le hice un comentario por la radio a Patricia García, directora del programa Desveda de Onda Vasca sobre un cazador, de ya no recuerdo dónde, que me dijo en una ocasión: ???Mira, Miguel Ángel, qué percha de esos bichos de pico largo que tú cazas he cazado yo, y sin darme importancia???. Cuál no sería mi sorpresa cuando el muy mamón me
enseñó una percha de zarapitos trinadores (Numenius phaeopus), que cada año se ven más en el interior de la península Ibérica como consecuencia del desaguisado climático que tenemos encima. Para consolarle le dije al interfecto que al igual que la becada, el zarapito
es de la familia Scolopacidae, pero que no volviera a dispararlos bajo ningún concepto. No se asusten ustedes con la presencia de zarapitos al alcance de mis modestas cámaras fotográficas, pues también las gaviotas se van tierra adentro como consecuencia de que
en los puertos de mar hay poco que comer. Y se meten a base de bien. Es más, el gran biólogo y mejor persona, Juan Vizuete, natural de Miranda de Ebro (Burgos) y residente en Madrid, me documenta sobre cómo estas aves han colonizado los basureros aledaños a la capital de España.

ALOYAS Y MALVICES

Muchísimos cazadores de palomas al paso en puestos fijos, cuando no pasan estas aves disparan a malvices y a veces, sin mala intención ni proponérselo tan siquiera, a las aloyas migrantes confundiéndolas con las segundas.

En ocasiones las tienen a la vista de la posible visita del guarda y sin saber que eso origina una multa considerable cuando no debiera de ser así, pues las aloyas son una especie cazable en toda Europa menos en España, donde a pesar de su agricultura salvaje han sabido adaptarse con una metapoblación en constante aumento. La aloya es la Alondra común (Alauda arvensis). Es más, en términos ajenos a las especies autorizadas de caza, hay muchísimas personas que confunden las alondras con calandrias (Melanocorypha
calandra) cuando nada tienen que ver las unas con las otras, aún siendo de la misma familia Alaudidae. De todas maneras, las especies aludidas aquí por mí, son un grupo de aves que va desde la Cogujada común (Galerida cristana) hasta la Totovía (Lullula arborea).

JABALÍES MACHOS Y HEMBRAS

Son muchas las esperas nocturnas que se autorizan por daños y aun así no se logra frenar el aumento desmedido de una cabaña de jabalíes para la que no están preparadas nuestras infraestructuras viarias y mucho menos los cultivos. Que yo sepa no hay autonomía ni provincia que permita disparar sobre una hembra seguida de sus crías. Aún cuando se permitiera no sería de recibo disparar a una
madre que, si la acertamos, ponemos en alto riesgo a sus rayoncillos aun cuando se den muchos casos de adopciones, pero si están mamando, mueren los pobres. Es por lo que la más elemental ética venatoria prohíbe hacer eso. Cuando está uno a la espera en la
lindera de trigal, pongo por caso, hay que tener los nervios de acero y saber distinguir al animal por la silueta, su comportamiento y hasta por sus frecuentes gruñidos si se trata de una hembra con rayones o bermejos. En noche cerrada o con luna llena, me da lo mismo, uno en un trigal ve una cabeza que de vez en cuando vigila??? y poco más. Por eso antes de una espera hay que analizar el lugar donde los jabalíes están picados y ser muy observador, pues la hembra con crías tiene un comportamiento no usual a poco que uno se fije. Luego están las huellas. Y si el cazador se fija más, verá moverse el trigo en líneas entrecruzadas cercanas a la madre.
ANTES DE DISPARAR, HAY QUE ASEGURARSE.

Es más, nadie con dos dedos de frente disparará jamás a una hembra, pues ahora están criando durante todo el año y no hay cosa más triste que abatir a una hembra preñada o con jabatos amamantando. Los machos tienen colmillos y las hembras, con tenerlos,
no los tienen tan desarrollados, pero el jabalí joven con comida abundante crece y engorda que es un primor, pero por la noche no se les ven los colmillos ni a unos ni a otros. Este tema aislado sería objeto de un artículo largo, por eso voy a resumir mucho advirtiéndoles de que la única manera de distinguirlos en condiciones, es meter muchas horas en el campo viéndoles y, aun así, uno
se puede confundir. Como pautas generales les seguiré diciendo que la hembra es menos cabezona que el macho y que las hembras tienen el hocico más fino y alargado. La jeta del jabalí es una manera inequívoca de no confundirse de sexo. Luego está la pelambrera de invierno en los machos quienes, a diferencia de las hembras, tienen una cresta inconfundible y descendente que empieza en las orejas y termina en los cuartos traseros. La hembra no tiene cresta, es más alargada y su cabeza se une al cuerpo en ángulo agudo si
la miramos de lado mientras el del macho es menos agudo sin llegar a ser recto. El macho es más corto y gordo mientras que la hembra es más alargada y no sé si escribir más delgada, que casi siempre lo es, pero??? Apréndanse bien estos distingos, pues el abatir a hembras con crías está muy penado y se nota en que si apretamos las tetas les sale leche y una jabalina no es una aloya que se pueda meter en el bolso para el gato. Y miren ustedes, ante la duda: NO DISPAREN.

PERDICES Y GANGAS

Los cazadores vascos baten todos los récords de desplazamientos para cazar y pescar. Uno de los lugares más visitados es Castilla La Mancha donde todavía abunda la caza menor, si bien es cierto que cada vez hay más ???aves tuneadas a imitación de las perdices autóctonas???. Lo mismo ocurre con esas plagas de conejos y hasta de liebres de granja. Especie que enganche la granja criminal, especie que desaparece para nuestro mal. Pues no parece importarle el asunto a nadie más.

Todos recordarán al campeonísimo de caza menor con perro Ismael Tragacete cuando con sus soberbias facultades físicas hacía el famoso caracol a las perdices en esas inmensas llanuras de Castilla La Mancha. Pues bien, en una de mis partidas por tan bellos lugares detrás de las palomas torcaces, me vino un sujeto que había hecho el caracol y que había logrado abatir unas especies de perdices tan bonitas como raras.

Fui a comprobar tal raza de perdiz y resulta que lo que había capturado eran unas gangas Ibéricas (Pterocles alchata), preciosas, eso es cierto, pero su caza está prohibida. Y miren ustedes por dónde este año, en un reciente viaje por La Mancha, apunté mi cámara fotográfica a lo que creí un bando de perdices y al mirar por el visor observé que se trataba de gangas. Así que me arrepentí de mi contundente desaprobación al susodicho. Y sí, me pregunté: ¿cómo puede pasarme esto a mí?, pero me pasó como consecuencia de que quien tiene hambre, con pan sueña. Cuando se va a perdices, cualquier tabón nos puede dejar con un palmo de narices.

CODORNICES Y POLLOS DE PERDIZ

Cuando se levanta la media veda, los perros y las personas mueven a las polladas de perdiz y con el calor terminan desperdigadas y escondidas en arroyos, acueductos, linderones, tierras sin cultivar, etc. Bueno, terminan escondidas en las querencias de las codornices poco antes del mediodía.

Es entonces cuando algunos se confunden como consecuencia de los nervios y lo hacen disparando sobre los pollos volanderos de perdiz escondidos y levantados ???in extremis???. Lo hacen por ignorar que una codorniz cuando sale floja y reculona es que tiene nido engüerando o los pollos pequeños con ella. Teniendo en cuenta lo antes citado, no dispararán jamás sobre una codorniz cuando está criando ni a los torpones pollos de perdiz cuando salen volando.

NOTA FINAL

Les contaría muchas confusiones más y hasta algún que otro  chascarrillo, pero este artículo no puede tener más extensión y me gustaría hacerlo en otra ocasión sin ánimo de ofender al colectivo al que pertenezco y el que he condicionado todo mi devenir vital. Lo haría con sumo gusto, pues el otro día una televisión estatal denunciando que no había gorriones sacaba fotos de verderones y no es por nada, pero viendo eso uno se pregunta esto: ¿qué grado de veracidad tendrán las noticias que dan de Kazakhstan?

De todas las maneras, constantemente estoy consultando manuales y guías de animales. Es más, esto de internet es un gran invento, pues a través de Google lo tengo todo en un momento. Y si no sé el idioma en el que está escrito lo que me interesa, con copiar y pegar el texto en una traducción específica y gratis del mismo buscador, lo tengo todo resuelto.

 

Suscríbete al boletín gratuito
Noticias, sorteos y promociones GRATIS
descarga

Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando…

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

About The Author

Artículos Relacionados

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su utilización. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar