Friso
Friso
Friso
Friso
Plantillas Biontech
Plantillas Biontech

El ciervo, icono de la caza

El ciervo, icono de la caza

El ciervo, icono de la caza

La berrea es uno de los mayores espectáculos de la naturaleza ibérica

Se acerca la berrea, uno de los mayores espectáculos de la naturaleza ibérica, así que traemos hoy a esta sección al ciervo, como parece obligado. El ciervo, ungulado importante como presa de grandes predadores, sobre todo para el hombre, ha evolucionado hasta convertirse en una especie muy adaptable y prolífica. Dada su amplia distribución, se han descrito casi treinta subespecies distintas de muy variado tamaño, que va desde los pequeños ciervos del norte de África o del sur de la península –de apenas 100 kilos– a los grandes ciervos siberianos y wapitíes norteamericanos, de 350 kilos.

Su hábitat natural son los bosques caducifolios, aunque ocupa también el monte mediterráneo, zonas agrícolas o las peladas alturas de las cordilleras de montaña, espacios en los que ha prosperado para ser el cérvido más abundante del hemisferio norte. Esta condición se consolida día a día dada la deriva de los espacios naturales, el abandono del campo, el crecimiento forestal y la ausencia de depredadores naturales.

Un animal gregario

El ciervo es esencialmente gregario y se reúne en manadas. La mayor parte del año, las hembras y machos jóvenes se agrupan entre ellos, mientras que los machos adultos forman grupos aparte o viven solos. A principio de otoño, con las primeras lluvias, los machos entran en celo, se dividen y comienzan a delimitar su territorio y a formar los grupos de hembras que los acompañarán durante este periodo, si es que un macho más fuerte no se las arrebata tras vencerlos en una de las frecuentes peleas que se producen.

Para hacer patente su dominio sobre su territorio y las hembras que los ocupan, los machos lo marcan orinando y, sobre todo, bramando notoriamente durante varias semanas, tiempo que se conoce como la brama o berrea. El papel de las ciervas adultas en la estructura social de esta especie es de vital importancia y, tanto en los grupos invernales de hembras y juveniles como en la berrea, alguna cierva vieja cuida del grupo y se mantiene vigilante en todo momento. La inteligencia, la finura de todos sus sentidos y el instinto de supervivencia de las ciervas viejas son asombrosos y alertan al grupo de cualquier peligro de forma muy eficaz, frustrando frecuentemente las intenciones de sus predadores y provocando la huida del grupo.

A los dos años las hembras suelen ser fértiles y pueden parir anualmente –alguna, cada dos años– una cría, eventualmente dos. Aproximadamente el número de gabatos es el 60 por ciento del número de hembras maduras; esto supone un grado de renovación de las poblaciones muy elevado, lo que le ha llevado a entrar en la lista de las cien especies exóticas invasoras más dañinas del mundo de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

Fuente: ABC

Otras Noticias relacionadas con CIERVOS

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

About The Author

Redacción Desveda

Redacción periódico digital Desveda #caza #pesca #tirodeportivo #rural #naturaleza

Artículos Relacionados