Friso
Friso
Friso
Friso

La AER alega a la Orden sobre las condiciones de los centros de limpieza y desinfección de vehículos de transporte

La AER alega a la Orden sobre las condiciones de los centros de limpieza y desinfección de vehículos de transporte

La Dirección General de Producción Agropecuaria y Desarrollo Rural de Castilla y León remitió el pasado 23 de agosto una copia del borrador de la Orden por la que se establecen las condiciones básicas de los centros de limpieza y desinfección de vehículos de transporte de animales y de productos relacionados con la producción animal para conocimiento de la Asociación Española de Rehalas. Precisamente, ha sido esta asociación la que ha enviado alegaciones dejando constancia de que “este tema afecta a un importante número de cazadores propietarios de rehala, no sólo de Castilla y León, sino de toda España”.

La AER especifica que “los perros de rehalas son el elemento más importante de las numerosas monterías, batidas y ganchos que se autorizan en todo el país. Imponer condiciones de difícil cumplimiento a los dueños de rehala, equiparando, en muchos casos, los requisitos que se exigen para el transporte de ganado con el transporte de perros es, a todas luces, injustificado, entre otros”, por los siguientes motivos:

1.- La caza con perros de rehala es una modalidad deportiva y tradicional sin ánimo de lucro, en la que se utilizan perros (animales domésticos) y no ganado (animales de producción) y, por lo tanto, no destinados al consumo humano.

2.- Esta modalidad cinegética está amparada en una licencia de caza y el transporte de los perros, desde el núcleo zoológico hasta los distintos cotos donde se celebra la montería, tiene un riesgo sanitario muy limitado, por no decir que, prácticamente, nulo.

3.- Al ser una actividad deportiva sin ánimo de lucro, la imposición de requisitos complejos, en lo relativo a las condiciones que deben cumplir sus propietarios para limpiar y desinfectar sus medios de transporte (generalmente, pequeños camiones adaptados o furgonetas), pueden hacer inviable su tenencia, poniendo en peligro una modalidad de caza, como es la montería, con fuerte arraigo. Las consecuencias de la desaparición de la montería, por no ser posible contar con perros para su práctica, traerían gravísimas consecuencias económicas para un sector ya de por sí muy afectado por la crisis económica actual, produciéndose, además, un aumento incontrolado de las piezas de caza mayor, con las consecuencias que ello conlleva de daños a la agricultura, accidentes de tráfico, etcétera.

Por todo ello, la Asociación Española de Rehalas ya ha remitido a la Dirección General de Producción Agropecuaria y Desarrollo Rural de Castilla y León las alegaciones que ha considerado oportunas, con el objeto de que sean tenidas en cuenta y se incluyan en la redacción final de la citada Orden.

Desde la Asociación Española de Rehalas (AER) agradecen la posibilidad que les ha ofrecido la Dirección General de Producción Agropecuaria y Desarrollo Rural de Castilla y León de hacer alegaciones al borrador de esta Orden.

Suscríbete al boletín gratuito
Noticias, sorteos y promociones GRATIS
descarga

Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*

About The Author

Artículos Relacionados

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su utilización. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar