Friso
Friso
Friso
Friso

La caza genera 3.500 millones y 54.000 empleos al año

La caza genera 3.500 millones y 54.000 empleos al año

Informes corroboran la riqueza que produce la actividad cinegética a nivel estatal y también en Euskadi

La caza genera más riqueza de la que a simple vista podría parecer. Si el año pasado ya se dio a conocer el primer estudio socioeconómico de esta actividad en Euskadi, que revelaba que la caza produce 300 millones y 1.850 empleos al año en la comunidad autónoma vasca, el último informe que se ha hecho público a nivel de todo el Estado amplía estas cifras y destaca el papel tractor que este sector tiene en entornos rurales españoles.

De hecho, según un estudio publicado recientemente por Círculo Fortuny, la caza es “clave” en la economía de estos núcleos porque “favorece el arraigo poblacional y evita el éxodo hacia zonas urbanas”. Los últimos datos publicados al respecto calculan en alrededor de 3.500 millones de euros la riqueza generada por la actividad cinegética en España. En cuanto a puestos de trabajo, 54.000 personas viven directa o indirectamente de la caza.

De los 18 subsectores que componen esta actividad, el flujo económico más importante tiene que ver con las capturas de caza mayor y menor. En concreto, el informe estima en 1.044 millones -el 28,72% del total- el dinero que generan cada temporada los propietarios de las alrededor de 850.000 licencias de caza que hay en todo el Estado.

El arrendamiento de cotos se lleva un 14,44% de los 3.500 millones, lo que equivale a unos 525 millones. Otros subsectores que producen esa riqueza son los relacionados con los perros de caza (408 millones), las armas y cartuchería (162 millones), restauración y hoteles (142 millones), y licencias de caza y seguros de responsabilidad civil (50 millones), entre otros.

Al margen de estas cifras, desde el Círculo Fortuny tienen claro que, más allá de motivaciones económicas, “la caza reglada, racional, deportiva, ética y sostenible es necesaria por su contribución a la conservación de la biodiversidad, recuperación de la fauna silvestre más sensible, el control poblacional de las especies y la remisión de daños a personas, ganadería y agricultura.

INTANGIBLES La Oficina Nacional de la Caza (ONC) ha elevado aún más la riqueza generada por la caza hasta situarla en unos 5.000 millones de euros. “Aunque parecen números muy elevados, hay que tener en cuenta a muchos sectores”, como el de la industria de la carne de caza, los cartuchos, la taxidermia o los guardas, apunta su presidente, Juan Antonio Sarasketa, al referirse a esta cuestión.

Sarasketa encuadra también entre los “intangibles” de los cálculos realizados por la ONC el cuidado de los terrenos y el impacto positivo que una zona de caza bien gestionada tiene en los núcleos rurales y en las poblaciones de animales en peligro de extinción.

EMPLEOS Los datos en Euskadi también sorprenden. Un estudio de la Fundación Caza Sostenible y Biodiversidad destaca que más de 38.000 personas desarrollaban esta actividad el año pasado en la comunidad autónoma vasca. Todas ellas generaban 300 millones de euros anuales -de los que 250 se quedaban en Euskadi- y 1.850 empleos.

El mismo estudio revelaba que el colectivo agrupa a más de 60.000 personas con licencia de armas de uso deportivo en Euskadi, de los que entre un 60% y un 65% se moviliza para practicar esta actividad. Otro dato reseñable es que un 43% de ellos caza exclusivamente en Euskadi.

Por territorios, Gipuzkoa es donde más aficionados practican la caza (16.563), mientras Bizkaia suma 12.496 y Araba, 7.696. En cuanto a los federados, hay 380 asociaciones y clubes deportivos con 17.685 personas inscritas. También en este caso Gipuzkoa lidera el ranking con 12.637 federados, con una amplia ventaja respecto a los 2.994 de Bizkaia y los 2.054 de Araba.

Estas estadísticas sitúan a la caza en quinta posición en Euskadi en cuanto al número de licencias federativas. Solo le superan el baloncesto (34.826), el montañismo (31.222), el fútbol (29.694) y el golf (18.463). En el caso de Gipuzkoa, alcanza el segundo puesto, siendo superado únicamente por el montañismo.

De los 300 millones de euros que la actividad cinegética genera cada año en la CAV, se invierte en acudir a otras comunidades alrededor de 50 millones. La caza ayuda, además, al mantenimiento de 1.842 empleos, de los que 432 son fuera de Euskadi.

 

Suscríbete al boletín gratuito
Noticias, sorteos y promociones GRATIS
descarga

Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*

About The Author

Artículos Relacionados

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su utilización. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar