Friso
Friso
Friso
Friso

10 cosas que no sabías sobre la liebre ibérica

10 cosas que no sabías sobre la liebre ibérica

10 cosas que no sabías sobre la liebre ibérica

No son pocos los datos que desconocemos sobre nuestras especies de caza y, quizá, una de las menos conocida y estudiada es la liebre ibérica.

Por ello, hemos creído interesante recopilar un listado con algunos de los secretos de este enigmático y apasionante animal:

  1. En la Península Ibérica no hay una única especie de liebre, sino tres: liebre ibérica, europea y de piornal que sólo coinciden en territorio en una pequeña franja del norte de España, en las estribaciones de los Picos de Europa.
  2. Las hembras suelen pesar un poco más que los machos, aunque sin el animal en la mano y a pesar de las creencias populares, carecen de diferencias que hagan posible la determinación del sexo a simple vista.
  3. Las mayores densidades de liebre ibérica conocidas no se encuentran en las llanuras de la Meseta, sino en olivares y cultivos de regadío y así lo descubren algunos estudios científicos que nos han sorprendido en los últimos años.
  4. A diferencia de los gazapos, los lebratos nacen con pelo y los ojos abiertos, siendo independientes al poco tiempo, de modo que pueden comenzar a moverse con agilidad a los pocos días, lo que compensa que no nazcan en madrigueras como ocurre con los gazapos.
  5. Las liebres pueden comer una gran variedad de vegetales; sin embargo, el consumo de «carroña» no se ha llegado a demostrar en las liebres de la Península, pero si parece que se acerquen a consumir materia verde, más rica en nitrogeno que se encuentra en torno a éstos.
  6. La superficie de territorio que necesita una liebre es muy variable: desde 30-40 hectáreas hasta más de 300 hectáreas y va a depender de muchos factores como la calidad del hábitat, la densidad de animales, la presencia de predadores o el propio hábitat.
  7. El principal depredador de la liebre (además del propio hombre) es el zorro, aunque no debemos «demonizarlo» puesto que su presencia es también muy beneficiosa para la especie, al actuar como control biológico de plagas como los temidos topillos, especies potencialmente transmisoras de enfermedades muy peligrosas para la liebre.
  8. Se ha demostrado que la liebre puede jugar un papel importante en la transmisión de la Leishmaniasis, una zoonosis que puede afectar a las personas, y se ha visto implicada en el mantenimiento de esta grave enfermedad en brotes surgidos en los últimos años incluso en parques muy próximos a grandes ciudades.
  9. La Tularemia (Francisella Tularensis) sigue presente en los campos de Castilla y León y genera aún un importante número de bajas todos los años, además de algún caso en personas, aunque en el momento actual la enfermedad que más preocupa es la mixomatosis, que desde los primeros brotes en la campiña cordobesa en 2018, ha generado un importante número de bajas prácticamente ya en toda la Península Ibérica.
  10. Su crianza en cautividad es posible y cuando se hace bien puede funcionar de forma óptima, pero antes siempre debe intentarse recuperar las poblaciones silvestres mediante la gestión del hábitat fundamentalmente.

Si quieres descubrir todo esto y mucho más sobre este apasionante animal, aprovecha la oportunidad e inscribete en el Curso on-line sobre Biología, Gestión y Cría en Cautividad de la Liebre Ibérica, ahora con un importante descuento. ¡Te esperamos!

Fuente. cienciaycaza.org

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About The Author

Redacción Desveda

Redacción periódico digital Desveda #caza #pesca #tirodeportivo #rural #naturaleza

Artículos Relacionados