Friso
Friso
Friso
Friso

El salmón del Bidasoa está en situación «crítica»

El salmón del Bidasoa está en situación «crítica»

El aumento de la temperatura y la sequía sumado a otros factores hacen peligrar la especie. En 2022 apenas 90 ejemplares consiguieron remontar el río frente a los cerca de 400 de hace una década

La situación del salmón del Bidasoa es realmente crítica. Según un informe elaborado por la sociedad pública GAN-NIK, en 2022 fueron 90 los ejemplares que consiguieron remontar el río, la peor cifra desde hace 37 años. Hace una década se registraron entre 300 y 400 ejemplares. En 2021 bajo a 212. Baja el número de reproductores. En 2021 solo hubo 59 hembras supervivientes que produjeron 440.000 huevos, muy por debajo del límite crítico de conservación que es de un millón. En 2022 sobrevivieron 16 hembras con 110.000 huevos reproducidos.

Desde el año 2018 la situación se está agravando. José Ardaiz, biólogo y jefe de negociado de la sección piscícola del Gobierno de Navarra, apunta que los factores son muy diversos durante el ciclo del salmón y en ámbitos diferentes. «Tenemos que diferenciar muy bien lo que es la fase fluvial, lo que ocurre en el río, y lo que ocurre en el mar». En la fase de río se está trabajando de manera continua y desde hace años con otras entidades para mejorar por ejemplo el tema de la permeabilidad de los ríos, «que los ríos sean accesibles, que el salmón pueda llegar a las partes altas». Y es que la accesibilidad para el salmón en la cuenca del Bidasoa está restringida debido a la presencia de obstáculos de origen artificial que se está intentando retirar. Ardaiz habla del proyecto LIFE Kantauribai, presentado recientemente y que busca eliminar presas y elementos que suponen una barrera para esta especie.

Pero el desencandente principal del descenso de los ejemplares es sin duda el aumento de las temperaturas y la sequía. «Este último verano el estiaje en el Bidasoa ha sido muy fuerte con temperaturas récord en muchos casos y esto seguramente ha afectado, no tanto a la población que remonta sino a lo que había ya en el río, a los alevines», señala. Ni el calor es favorable a esta especie, ni tampoco que llueva con fuerza en momentos puntuales o cuando no toca. El cambio climático está siendo un auténtico enemigo también para el salmón.

En cuanto a cómo pueda afectar la pesca, tan preciada en la zona del Bidasoa, Ardaiz le resta importancia, pero señala que de cara a este año y como medida de prevención se ha tomado la decisión de prohibir esta práctica. «Estamos planteando una parada biológica en 2023 para reducir las capturas de salmón, por el momento crítico en el que estamos. Creemos que la pesca en estos momentos no tiene cabida para intentar sacar de la UVI a esta especie», señala.

Ante la pregunta de si peligra la continuidad de esta especie, José Ardaiz se muestra pesimista, «el panorama así en general no pinta bien. Estamos en el abismo. Sino planteamos medidas, lo que podemos hacer es acelerar esa extinción en el caso de que se produzca, por eso nuestro trabajo está centrado en reducir esas probabilidades, y si tiene que llegar que sea lo más tarde posible». No se va a tirar la toalla y se trabaja en mejorar todas las condiciones para la vida no solo del salmón sino del resto de especies que viven en el río Bidasoa.

En Irun existe incluso una cofradía, la del Salmón del Bidasoa, que ensalza el valor de esta especie, por lo que el componente sentimental es también muy grande.

Fuente. CADENA SER

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando...

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About The Author

Redacción periódico digital Desveda #caza #pesca #tirodeportivo #rural #naturaleza

Artículos Relacionados