Friso
Friso
Friso
Friso

José Luis Llona y Fany se hacen en Toledo con el Campeonato de España de Perros de Muestra

José Luis Llona y Fany se hacen en Toledo con el Campeonato de España de Perros de Muestra

Los puntos conseguidos por el cazador de Loiu y su perra permiten al equipo de Euskadi conseguir el título por equipos

El cazador y adiestrador de Loiu (Bizkaia) José Luis Llona y su braco hembra Fany de las Tablas, se proclamaron el pasado sábado en la localidad toledana de Santa Olalla campeones de España de Perros de Muestra en la modalidad de razas Continentales y sus puntos sirvieron para que el dúo que integraba en representación de Euskadi junto al ermuarra Carlos Mojón y Lantik, se hiciese con el título estatal por equipos. La jornada resultó redonda para los cazadores de Euskadi porque el veterano gipuzkoarra Santiago Bernardo, de 83 años, y Jai recibieron por unanimidad el premio a la deportividad por su trayectoria.

Tras la supresión el año pasado de la que debía ser la XXIX edición del Campeonato de España de Perros Muestra debido a las restricciones impuestas por la pandemia del Covid-19, la Federación Española de Caza pudo celebrar esta edición en la misma zona en la que se disputó el campeonato correspondiente a 2019.

La cita en la localidad castellano-manchega reunió a un total de 44 participantes, entre los que se encontraba un buen número de representantes de Euskadi. En Santa Olalla participaron en la modalidad de Continentales, Llona y Fany que se habían proclamado Campeones de Euskadi el pasado 30 de mayo en Santa Cruz del Fierro (Araba), así como Mojón y Lantik que fueron segundos.

Muestra y cobro en frío

Este tipo de pruebas tienen como finalidad completar dos ejercicios principales. Por un lado, “lo primero que tiene que hacer el perro es mostrar y cuando llega el conductor con la pistola detonadora y se levanta la caza y el perro permanece in situ mientras no se le ordene moverse. Los perros que han puntuado en este ejercicio afrontan a continuación un cobro en frío”.

Este caso la prueba consiste en cobrar la pieza, “aunque la perdiz que ha sido lanza y que debe entregar al cazador/conductor está muerta previamente ya que el ejercicio se desarrolla fuera del período de veda. Cuando se dispara la pistola detonadora el perro debe comenzar el cobro a la orden de su conductor”, apunta Llona.

El campeonato estatal se desarrolló en un escenario “bastante duro, porque hacía mucho calor y porque los terrenos eran muy desiguales, con olivares, zonas labradas y áreas en las que había poca paja, lo que hacía que las perdices pudiesen correr por el campo y esconderse en los regatos que había en el terreno”, recuerda Llona. A todas esas dificultades el campeón de Loiu añade que “había muy poca densidad de caza y como las aves te podían ver desde lejos se refugiaban a mucha distancia de los perros, lo que obligaba a correr bastante”.
Frente a esas dificultades “Fany completó un recorrido amplio, arriesgando mucho, de izquierda a derecha y profundizando, hasta que tuvo la suerte de dar con una pareja de perdices en un regato”, reconoce Llona. La perra “puso muy lejos, tensa, hizo una buena vía y un buen punto” que fue lo que, a la postre, les permitió hacerse con el título.

Esta acción completada por la Fany, permitió a Llona resarcirse de la poca fortuna que tuvo con los dos machos bracos alemanes con los que también estuvo presente en el campeonato, Infernu y Gaspar, que debieron realizar su trabajo “en terrenos muy, muy difíciles, en los que prácticamente ni veía a los perros ya que se trataba de grandes superficies en las que prácticamente ‘volaban’. La rapidez con la que se movían hacía que pasasen cerca de las perdices que se levantaban a su paso, lo que suponía su eliminación”. Ese fue el caso de Infernu, mientras que con Gaspar no pudo dar con las piezas.

Título por equipos

La labor de Llona y Fany, sin embargo, fue suficiente para que se hiciesen con el título por equipos del combinado que integraron junto a Mojón y Lantik. La segunda plaza fue para el equipo de Nafarroa, gracias a la segunda plaza individual lograda por Daniel Imízcoz y su spaniel bretón con Babacay.

En el apartado de razas británicas el título estatal fue para el valenciano Antonio García con el pointer Kandy de Lausomi, mientras que la segunda plaza fue para José María Carnota con Brem de Vilar de Donas y la tercera para José Francisco Belijar con Dali I del Belsae, ambos setter ingleses. Por equipos, el triunfo fue para Galicia, mientras que la Comunidad Valenciana ocupó la segunda plaza.

El título logrado por por Llona en Santa Olalla no supondrá la presencia de Llona en el Campeonato del Mundo de Bracos de Caza Práctica que se disputará en Zaragoza, debido a las diferencias existentes entre la Federación española y el Club Español del Braco Alemán. A pesar de ello, el representante vasco “podría acudir a esa cita a través del club, aunque esa posibilidad todavía no está del todo definida ya que depende de la correspondiente clasificación”, apunta Llona.

Si se confirma la presencia de Llona en ese certamen tendrá la oportunidad de volver a lo más alto del podio mundial, que ya pisó en el año 2000. En la prueba que se desarrolló recién iniciado del siglo XXI logró el título mundial, así como el Campeonato de España que repitió también en 2016.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando...

About The Author

Artículos Relacionados