Friso
Friso
Friso
Friso

Las carabinas se consolidan como un complemento de la actividad cinegética

Las carabinas se consolidan como un complemento de la actividad cinegética

Las carabinas se consolidan como un complemento de la actividad cinegética

El Field Target acaba de integrarse en la Federación Vasca de Caza auspiciado por los clubes Eitza, de Zumarraga, y Zona Zero, de Güeñes

El reconocimiento que el Field Target recibió la pasada semana por parte del Gobierno Vasco ha permitido a los dos clubes existentes en Euskadi de esta modalidad integrarse en la Federación Vasca de Caza como una modalidad más y recibir un respaldo que pretenden aprovechar para incrementar la aceptación y el número de practicantes de esta especialidad.

El Field Target es una disciplina basada en la utilización de carabinas de aire comprimido con las que se dispara sobre unas dianas metálicas abatibles y que se desarrolla al aire libre simulando acciones de caza. Aunque existe un debate en torno a “si esta disciplina debe incluirse en la modalidad de tiro olímpico o en la caza, aquí creemos que debe incluirse en esta última” según Ander Couso, delegado de esta especialidad en el organismo federativo.

Esta actividad, de hecho, está considerada por sus practicantes como “algo más que un deporte”, ya que el entrenamiento, la concentración, la técnica o la competición constituyen aspectos fundamentales. El Field Target consiste en abatir unas dianas situadas a una distancia de entre 7 y 50 metros, en las que el blanco representa a un animal que muestra una ‘kill zone’ consistente en un orificio circular de 15, 25 o 40 milímetros de diámetro.

Dos son los clubes, el Eitza Field Target, de Zumarraga, y el Club Deportivo Zona Zero Field Target, de Güeñes, que en la actualidad están constituidos para la práctica de esa modalidad y que reúnen en torno a un centenar de aficionados. Ambas entidades disponen además de campos de tiro para practicar esta modalidad, el primero en una escombrera del propio municipio acondicionada por el Ayuntamiento de la localidad que ha cedido su uso a la entidad presidida por Antonio Padillo, mientras que los integrantes de la segunda utilizan unas instalaciones ubicadas en la cercana localidad arabarra de Okondo.

Desde los 12 años

El Field Target puede suponer para los más jóvenes un paso previo a la iniciación en la actividad cinegética, “ya que desde los 12 años pueden practicar esta modalidad acompañados por un adulto”, recuerda Causo, presidente del club bizkaitarra y delegado de esta disciplina en la Federación Vasca. Para los cazadores habituales, en cambio, puede resultar una modalidad que les permite mantener la actividad una vez que ha finalizado la temporada de caza.

Además, para su práctica apenas se necesita una carabina, “que puede adquirirse por poco más de 100 euros, aunque las más sofisticadas y los complementos que se le incorporan pueden superar los 3.000 euros”, apunta Causo. Básicamente se trata de las populares ‘txinberas’, que utilizan como munición balines de calibres que oscilan entre los 4,5 y los 6,35 milímetros. Sin embargo, las antiguas carabinas y las actuales se diferencian en la fuerza del disparo, ya que las de hace unos años alcanzaban los 7 julios mientras que las actuales pueden llegar a un máximo de 24 julios.

Competiciones

Los dos clubes existentes en Euskadi han organizado un calendario de competiciones con las que pretenden “quitarnos el mal sabor de boca del pasado año en la que únicamente pudimos celebrar tres pruebas sociales antes de que la pandemia del Covid-19 obligase al confinamiento y a la supresión de las pruebas previstas”, recuerda Causo. La primera de las citas organizadas tendrá lugar en Okondo el 11 de abril, si las condiciones sanitarias y de movilidad lo permiten, aunque los organizadores garantizan el cumplimiento de todos los protocolos vigentes. Las otras tres citas serán en mayo, junio y septiembre.

En las cuatro pruebas se alternarán las dos modalidades existentes: Field Target (FT) y Field Target Hunting (HFT). En la primera de ellas el disparo se realiza mientras el tirador está sentado sin que pueda apoyarse en ninguna otra parte del cuerpo y, por lo general, quienes practican esta modalidad disponen de equipamiento técnicamente superior. El HFT, en cambio, resulta más intuitivo ya que el tirador dispone de menos tiempo para realizar la ejecución del disparo, por lo que resulta más próximo a los lances de caza al permitirse apoyarse en el suelo, sea tumbado, de rodillas o en otra postura.

Para tomar parte en estas pruebas es necesario disponer de la correspondiente licencia federativa, realizar la inscripción en la Federación Vasca de Caza y abonar una módica aportación económica. Quienes deseen ampliar información pueden contactar a través del correo electrónico zzfieldtargetkluba@gmail.com con el club organizador.

La II Kopa Kattagorri se disputará el 24 de abril. J.Z.

El coto Arriola, en Araba, acogerá la segunda edición de la Kopa Kattagorri-Handy Sport el próximo 24 de abril con organización de la Sociedad de Caza y Pesca Kattagorri de Legazpi. Este campeonato de caza menor con perro para adaptados se disputará siempre y cuando la normativa establecida por el Covid-19 permita su celebración, según señalan los organizadores.
La Sociedad Kattagorri mantendrá abierta la inscripción hasta el mismo día del campeonato y quien desee ampliar la información de la prueba puede acceder a los canales de Instagram o Facebook de la entidad organizadora. Para participar habrá que abonar 50 euros y el certamen se regirá por el mismo reglamento aplicado en el Campeonato de España de 2019.

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando...

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About The Author

Redacción Desveda

Redacción periódico digital Desveda #caza #pesca #tirodeportivo #rural #naturaleza

Artículos Relacionados