Friso
Friso
Friso
Friso

Pesca submarina para cazadores y pescadores

Pesca submarina para cazadores y pescadores

CAPITULO 1. SEGURIDAD EN EL AGUA

Comenzamos una serie de artículos que permitirán a aquellos que desean iniciarse en este bello deporte, mix de caza y pesca, informarse de todo lo relativo para sumergirse con buen  pie en esta actividad.

Pretendo hacerlo con un lenguaje sencillo, entendible por cualquiera, poco técnico y que seguro despertará algún ???no es exactamente correcto, pero vale?????? entre los pescasubs más experimentados. Si alguna palabra considero que puede necesitar una explicación adicional la encontrareis al final del artículo.

Y creo que es justo empezar por las cuestiones de seguridad, pues se trata de un deporte con cierto grado de riesgo si se practica sin los conocimientos adecuados, que es como la mayoría de los pescasubs novatos se lanzan al agua.

EL SINCOPE DE LOS SIETE METROS

La mayoría piensa que por ???bucear??? aguantando la respiración (pues este deporte se practica en apnea, estando prohibido el auxiliarse de botellas propias del submarinismo) y en pocos metros de agua no reporta ningún peligro y ese desconocimiento, osadía, o como queramos llamarlo es muy peligroso.

Un síncope es una pérdida temporal y brusca del conocimiento, lo que conocemos también como desmayo. Si se produce en tierra firme, no suele tener más consecuencias, pero en el agua, supone lo que  desacertadamente se denomina como ???muerte dulce???.

???El síncope de los siete metros??? (o apagón en aguas poco profundas) se produce dentro de los primeros siete metros de inmersión, cuando el pescador está ascendiendo a la superficie y es originado porque el CO2 presente en el organismo se expande,  el  volumen de dióxido de carbono es muy superior al de oxígeno y se produce una pérdida del conocimiento.

Para evitarlo, deberemos seguir unas pautas fundamentales:

– Expulsión brusca del aire al emerger, con el objetivo de expulsar todo el CO2 acumulado en los pulmones y de ???despertar al cuerpo???. Inspirar a tope y expulsar bruscamente el aire una vez más. Inspirar a tope y retener un poco el aire, expulsándolo normalmente y procediendo a respirar con normalidad.

– Por cada tiempo de apnea, doble de tiempo en superficie. Si la inmersión ha durado un minuto, deberemos estar sin volver a bajar por lo menos dos minutos para que nuestro cuerpo recupere el equilibrio y elimine el CO2 sobrante.

– No forzar. Hay días en los que físicamente nos encontraremos muy bien y otros en los que estaremos más cansados, debemos escuchar a nuestro cuerpo y no forzar.

– Pescar en pareja. Es la regla fundamental de esta actividad. En esta actividad, más que en ninguna, ¡un amigo es un tesoro!

– Bajo ningún concepto usar la hiperventilación como medio de aguantar más tiempo en apnea. La hiperventilación consiste en, antes de la inmersión, proceder a inspirar y a soltar el aire en ciclos cortos y muy bruscos, sería el equivalente a cómo respiramos cuando hemos hecho un esfuerzo físico intenso. La creencia popular es que así entra más oxígeno, pero lo que se hace es engañar al cuerpo y que este dé más tarde la señal de ???sube para arriba que no me queda mucho aire???, con el peligro que ello conlleva.

ROTURA DE TIMPANO

Cuando nos sumergimos, el aire que se encuentra en la cavidad auditiva funciona como un embudo que tira del tímpano hacia adentro. Este efecto se produce por una diferencia de presiones entre el exterior y el interior de nuestro cuerpo y aumenta conforme aumenta la profundidad. De no compensarse esa presión, se produce un desgarro y/o rotura del tímpano, que es muy doloroso e irrecuperable.

Para evitarlo, debemos realizar la ???Maniobra de Valsalva???. Consiste en a medida que bajamos y notamos una ligera molestia, pinzarse la nariz e intentar expulsar aire por ella (sin hacerlo realmente). Esto hará que el aire del pabellón auditivo empuje al tímpano hacia afuera, devolviéndole a su posición correcta y eliminando la tensión de ambas presiones.
Hay personas que desde el primer metro ya siente esta presión y otras que tardan bastantes en sentirlo. En mi caso, se produce siempre a partir de los cuatro metros.

Si posee unos oídos propensos a infecciones o siente algo de dolor, por su seguridad y salud, no practique este deporte.

EL MATERIAL DE PESCA

La boya. Además de ser obligatoria, servirá para indicar su posición a las embarcaciones, surfistas, etc  y evitar  percances graves. Si va acompañada de la bandera Alfa, mejor que mejor.  La boya va atada a nuestro cinturón de pesca mediante un elástico o cuerda de longitud variable.

Existe la manía de fondear la boya y pescar por los alrededores. Personalmente no lo recomiendo porque es muy fácil alejarse demasiado de ella y ponernos en peligro.

El Fusil. Sobra decir que es un arma, y como tal, debemos tomar las precauciones para su uso de igual manera que hacemos con la escopeta. Seguro puesto, dedo fuera del gatillo, no cargarlo fuera del agua y durante la acción de pesca, orientarlo hacia un lugar donde no entable peligro para nuestro compañero y para nosotros mismos.

El tubo. Es nuestro nexo de unión con la vida, con el aire que respiramos. Debe ser sencillo, sin válvulas ni inventos, adecuado a la pesca submarina y por tanto flexible. Si no podemos doblar el tubo con las manos, no es un tubo adecuado para la pesca submarina.

El cuchillo. No es para matar tiburones, y permitidme la broma. En materia de seguridad, su función es la de usarlo en caso de que nos enrollemos con hilos o redes submarinas o para rematar alguna pieza rebelde y peligrosa como el congrio. Tiene más funciones que veremos cuando hablemos del material más al detalle.

El traje. Debe ser adecuado a esta actividad, a nuestro nivel y a nuestra zona de pesca, y además,  de la talla correcta. Nos protege de la hipotermia y de roces contra rocas o contactos con medusas. Es muy común comprarlo porque es ???chulo??? o porque esta barato, sin pensar en nada más, y esto es un error.

EL RECONOCIMIENTO MEDICO Y EL SEGURO

Para solicitar la licencia de pesca submarina, en muchas comunidades piden previamente el someterse a un reconocimiento médico específico. En él nos evaluarán y nos darán el veredicto de si somos aptos o no para practicar ésta actividad. Una consulta a nuestro medico comentándole nuestra intención de practicar este deporte será también importante.

Al igual que en la caza, necesitaremos un seguro de responsabilidad. En la pesca submarina es obligatoria contar con un seguro que nos asista en caso de accidente propio o a terceros. Hablaremos de él más extensamente en el capítulo de documentación necesaria.

EL CURSO Y LOS LIBROS

No puedo terminar este artículo sin recomendaros que realicéis un curso de iniciación a la pesca submarina supervisado por un profesional. En el País Vasco contamos con unos buenos maestros. En mi caso, mi sufrido profesor fue Mario Lázaro (Instructor Internacional Apnea Academy), sus cursos son altamente recomendables para novatos, medios y expertos. Podéis contactar con Mario a través del email: cursospescasub@gmail.com o bien por teléfono en el 607 630 198. Quizás nos veamos en alguno de ellos dado que nunca viene mal repasar o buscar maneras de mejorar.

Para los incrédulos, deciros que con unas sencillas técnicas, ¡Mario es capaz de duplicaros en una sola sesión vuestra capacidad de apnea!
También os recomiendo un libro de sencilla lectura: ???Iniciación a la pesca submarina??? de Antonio Romero, de la editorial Tikal. Este libro me lo entregaron en mi primer curso hace ya cinco años, así que si vais a hacer el curso, ¡no os lo compréis aún!

El mes que viene en el segundo capítulo hablaremos de la documentación necesaria para la práctica de este deporte.

GLOSARIO

Pescasubs: Llanamente como se nos conoce en jerga a los pescadores submarinos. Se clasifican humorísticamente en ???Infantería??? y ???Caballería??? dependiendo de si disponen de embarcación (los más afortunados y los que más pescan) o no (entre esos estoy yo).

Apnea: ¡Aguantar la respiración! Sería la definición más básica. Aunque la apnea comprende además un montón de procesos químicos y fisiológicos que ocurren dentro de nuestro cuerpo como consecuencia de la privación de la respiración, del medio acuático y de la profundidad de inmersión.

Muerte dulce: El organismo no es consciente de que ya no le queda oxígeno, por lo que no manda la señal de ???sube!??? al pescador, simplemente se desmaya y se ahoga. Como no produce dolor ni consciencia alguna se le denomina ???dulce???, pero de dulce no tiene un pelo.

Suscríbete al boletín gratuito
Noticias, sorteos y promociones GRATIS
descarga

Te informamos semanalmente a través de tu correo electrónico y móvil

Acorde con la normativa LOPD (Leer Aviso Legal)   -    100% libre de SPAM

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*

About The Author

Artículos Relacionados

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su utilización. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar