Friso
Friso
Friso
Friso

Un excursionista de 42 años fallece al ser devorado por un oso en el Parque Nacional de Egarki de Rusia

Un excursionista de 42 años fallece al ser devorado por un oso en el Parque Nacional de Egarki de Rusia

El lugar se vio obligado a cerrar al público hasta el próximo 1 de noviembre por seguridad

Las aventuras entre amigos siempre son una opción atractiva para desconectar de la rutina y disfrutar de la naturaleza, lejos del caos de la ciudad. Lo que jamás podrías imaginar es que el final de tan esperada excursión sea terrible.

Esto fue exactamente lo que le ocurrió a Yevenggny Starkov, de 42 años, y a sus amigos que decidieron acampar en el Parque Nacional de Ergaki en Rusia. Este lugar es conocido por los locales por ser un sitio ideal para los aventureros donde se pueden hacer excursiones, practicar escalada, hacer snowboard e incluso mountain bike.

Estos amigos se encontraban organizando sus cosas, rodeados de naturaleza salvaje y al pie de los Montes Sayanes, cuando ocurrieron los hechos.

Según cuenta uno de los testigos, vieron que un oso babeando se acercaba a ellos, por lo que todos corrieron y empezaron a escalar unas rocas. El fallecido no pudo alcanzarlos y se quedó atrás.

Otro de los excursionistas cuenta como vieron, desde lo alto de las rocas, cómo el oso se comía a su amigo. Acto seguido, y con rapidez, el grupo de aventureros tuvieron que correr al bosque porque el animal estableció contacto visual con ellos y pensaron que seguía con hambre.

Los amigos de Starkov tuvieron que huir por siete horas sin zapatos y sin equipamiento en el bosque salvaje. Finalmente encontraron un lugar seguro en el que pudieron refugiarse y avisar a las autoridades sobre lo ocurrido.

Al darse a conocer el terrible suceso, los responsables del parque mataron al oso y las autoridades abrieron una investigación para esclarecer los hechos, ya que no es la primera vez este verano que ocurre algo así.

En junio ya se había matado a otro oso por comerse a un chico de 16 años en el mismo parque. Es por eso que las investigaciones ya han arrancado, pero se cree que los ataques son debido a que el invierno ha sido más largo y por tanto los alimentos de los animales han sido escasos.

Como consecuencia de ambos incidentes, el parque decidió cerrar sus puertas al público hasta noviembre. Aseguran que la razón principal es para asegurar la seguridad de sus visitantes, que no solo son rusos sino también de otros países.

Fuente. deia.eus

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Cargando...

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

About The Author

Artículos Relacionados