Friso
Friso
Friso
Friso

“Barra libre contra la caza” Análisis de una estrategia calculada

“Barra libre contra la caza” Análisis de una estrategia calculada

ANTECEDENTES ECOLOGISTAS.- En Estados Unidos, a principios de los años sesenta del siglo pasado, comenzaron los primeros movimientos contra las pruebas atómicas que se seguían haciendo por si llegaba la III Guerra Mundial y a la vez advertían del destrozo que causaban algunas acciones humanas a la naturaleza. A finales de los años sesenta y con la guerra de Vietnam en marcha, nació el movimiento Hippie que era antibelicista y preocupado por el medio ambiente y pasó a principios de los años setenta a Europa. La ecología como concepto o relación de todos los seres vivos y la naturaleza tuvo ya desde el primer cuarto del siglo anterior muchos estudios y estudiosos, la mayoría pensando en el servicio del medio ambiente a los seres vivos, principalmente a los humanos. Al final de ese siglo, los seguidores de aquellos primeros hippies, se erigieron como únicos custodios de la vida en la naturaleza y de ahí el nombre de ecologistas. Los cazadores, a pesar de lo que amamos todos a la naturaleza, andábamos a otra cosa, como casi siempre. Un movimiento que odia las armas y le preocupa la naturaleza, como el hippie, rápidamente encontró como diana a la caza.

Hace unos cuatro años ha irrumpido en la escena social una nueva corriente que no tiene nada que ver con la ecología; son los animalistas. Los grupos animalistas equiparan o sobreponen los derechos de cualquier animal aislado, (no hablo de especismo), antes que preferir un Medio Ambiente mejor para todos sus componentes –especialmente para las personas–, que es en sí mismo un fin de la ecología. El animalismo se está convirtiendo en un agobiante acoso a nuestros derechos ciudadanos de amantes de la caza o la pesca y de ecologistas, que muchos lo somos con todos los derechos y reconocimiento. Pero el animalismo va a más. Dicen amar a los animales y a la vez escriben que brindan cada vez que un cazador muere en accidente o un torero en un lance, además de desear la muerte hasta de algún niño porque les gusta lo que a sus padres y otras burradas de este tipo. Estigmatizan a cualquiera y ponen un sambenito, como la santa inquisición, a quienes hagan diana de su odio. Mienten, amenazan, crean violencia sin mesura y no sé hasta dónde vamos a llegar. A nadie le tiene por qué gustar la caza y lo respetamos de antemano, pero eso no les permite insultarnos y extorsionarnos.

LA APDDA ES RESPONSABLE DEL ACOSO ANIMALISTA.- Pero lo más peligroso del animalismo para la caza y la sociedad, es que hay un grupo de padres de la patria, diputados y senadores, afiliados a la ‘Asociación Parlamentaria en Defensa de los Derechos de los Animales’ (APDDA), ─que tiene miembros de todos los partidos políticos incluidos PP y PSOE, aunque la mayoría afines a Podemos─, que animan a la discordia. La APDDA tenía hace dos años por encima de setenta componentes parlamentarios y dada su condición son los que hacen fuerza en el Parlamento de la nación y los que están intentando legislar contra la caza. Y algunas cosas consiguen. Para que ustedes puedan informar a parte de los componentes de APDDA, los parlamentarios miembros de la asociación son: http://www.apdda.es/p/miembros.html.

Estos parlamentarios son los que impulsan a estos otros radicales callejeros de la NAC y de PACMA a insultarnos o atentar contra nuestras sedes federativas, cuando no salen al campo a boicotear jornadas autorizadas de cazadores, porque a ellos no les gusta nuestra legalidad cinegética. Los cazadores consideramos “que ya está bien” y alguno ha respondido a los de PACMA insultando también. Y esto, a los insultadores no les ha gustado. Creo que la mejor actuación de los cazadores no es la de devolver insultos. Me parece más  eficaz remitir a todos esos miembros parlamentarios de APDDA copia de esos mensajes insultantes a sus correos del Parlamento, para que aleccionen y civilicen en la concordia y hermandad a los animalistas y nunca en la criminalización de ciudadanos españoles que ejercitamos una actividad legal, necesaria y sostenible.

El grupo parlamentario APDDA ha apoyado, como cada año, la manifestación ‘NO A LA CAZA’ que organizaba la NAC y que son media docena en cada provincia dentro de PACMA o de Ecologistas en Acción, pero tienen el impulso soberano de la APDDA que es la directora espiritual de todos estos envites a la caza. Ya en las III Jornadas Parlamentarias de Protección Animal organizadas por APDDA en junio 2015, marcaron la nueva política contra la caza, tal y como anunció Theo Oberhuber en aquellas jornadas. Por ahí anda el video en el que Theo alentaba a los cachorros de PACMA, que habían ‘tocado pelo’ con el Toro de la Vega, para decirles que solo se metían con los toros, pero era más peligroso el lobby de la caza, especialmente porque utilizan galgos y rehalas. Continuaba la perorata del líder de Ecologistas en Acción en aquellas jornadas con una nueva retahíla de despropósitos contra la caza legal, que son los que están propiciando tantas agresiones desde entonces.

APDDA, es un lobby político de élite. Fue creado en 2007 dentro del Congreso de los Diputados por siete diputados y senadores antitaurinos para la defensa de los derechos de los animales. En 2012 APDDA se amplió, y de veintisiete militantes había llegado en las elecciones de 2015 a más de sesenta de todo el parlamento, pues en su comisión permanente hay políticos del PP, PSOE, Podemos, ERC, CDU, IU, Equo, ICV-En comú Podem, En Marea y Compromís. No hay ningún ente ecologista con diputados en el Congreso, aunque los de EQUO concurrieron como independientes en las listas de Podemos y obtuvieron tres diputados en el Congreso: Rosa Martínez, Juantxo López de Uralde y Jorge L. Bail.

A estos padres de la patria les pagamos de por vida no solo su trabajo, que daría risa, sino unos espléndidos meses de vacaciones cada año, además de una eterna y lustrosa pensión de jubilación con varios miles de euros por encima de la media. Y esto es más grave, pues les pagamos todo eso, precisamente por defender nuestros derechos ciudadanos, cuando ellos se dedican a espolear a quienes los conculcan.

MANIFESTACIÓN CON APOYO DE LOS PARLAMENTARIOS ESPAÑOLES. El grupo parlamentario APDDA ha apoyado, como cada año, la manifestación ‘NO A LA CAZA con galgos y otras razas’ que organizaba la NAC. Algunos políticos han asistido a la manifestación que se celebró en 32 capitales españolas el domingo, el 4 de febrero, asistiendo a las convocatorias de la NAC: En Madrid, Chesús Yuste, portavoz de la asociación APDDA, en Barcelona los senadores Joan Comorera y Celia Cánovas, en Zaragoza el diputado Jorge Luis y en A Coruña la ex diputada Isabel Salazar y la senadora Vanessa Angustia, que es una activista contra el control de poblaciones de zorros que hace la Federación Galega de Caza y que ha registrado en el Senado una iniciativa que denuncia el impacto negativo de estas batidas masivas.

 A la manifestación han asistido menos animalistas que pancartas. Saco estas conclusiones:

* Todos nos han gritado ¡asesinos!, porque saben que esa radicalidad, aunque fueran muy pocos, aparece en prensa. Parece que no les importa la ausencia de efectivos, pues el caso es aparecer en los medios en toda España a la vez, aunque con penuria presencial. Y a su interés divulgador ayudamos los que contestamos, como yo con este escrito.

* Conocen estos faltones que aunque nos llamen asesinos, si vas al juez, este sanciona que no existe ilícito penal porque esa palabra tiene acepciones más dulces como la de “tenía una mirada asesina”, aunque nadie mate con los ojos y, por tanto, llamar asesino no es delito.

* Recordemos que la ONC, ya ha ido al Fiscal General del Estado para denunciar por delito de odio en las RRSS a ciertos individuos que desean la muerte de niños, cazadores o toreros y la fiscalía ha mostrado su disposición para frenar estas situaciones “con los tipos legales que actualmente existen”; pero parecen muy escasos por los resultados hasta la fecha.

* Pienso yo que si esa ausencia de manifestantes nos ocurre a los cazadores, no solo nos avergonzamos, sino que los organizadores serían insultados por nuestro propio gremio. La manifestación de unos 300.000 ciudadanos en Madrid, como la de hace unos años, requiere una organización muy laboriosa y compleja, además de unos cientos de miles de euros ¿Y quién trabaja para todo eso y pone el dinero? Otra cosa es que si alguien se ha comprometido a hacerlo, debería haberse puesto a ello con tiempo y dinero. Pero no es de recibo que se insulte a representantes de los cazadores por la peor cuña de la madera ¿Habéis visto a algún ecologista o animalista airado, insultar al sempiterno Theo o al pudiente López de Uralde?

LA RFEC INTERVIENE. Unos días antes de la manifestación animalista, Silvia Barquero, presidenta del partido político PACMA, se quejaba del acoso en las RRSS que recibía ella y su organización por parte de cazadores, taurinos o amigos racionales de los animales y de la naturaleza. El presidente y directivos de la Real Federación Española de Caza (RFEC), con buen criterio, llamaban a la calma a los cazadores, porque hartos ya de estar hartos habían insultado a la insultadora. La RFEC reflexionaba en su escrito: “la Sra. Barquero puede comprender ahora cómo llevan sintiéndose desde hace muchos años los cazadores, al permitir que se les agravie de las peores maneras, sin tomar nadie cartas en el asunto o, al menos, pedir a sus seguidores el respeto que ella está exigiendo hacia su persona. Es buen momento de predicar con el ejemplo. La caza es una afición que demanda para su práctica perseverancia, templanza y paciencia, y los cazadores debemos emplear estas virtudes también en el terreno de las redes sociales.”

Por otro lado, desde algunos grupos de chats y Federaciones de cazadores se ha denunciado en las RRSS y escrito a responsables de la Guardia Civil, que era demasiado frecuente que por parte del equipo de ‘community manager’ de ese cuerpo se emitieran mensajes subjetivos de corte animalista en Facebook, incluso algunos contra la legalidad vigente.

Al hilo de todo ello, el presidente y directivos de la RFEC y de la Federación Madrileña contactaron en enero para tocar diferentes asuntos sobre la caza con representantes del SEPRONA y posteriormente con el jefe del Mando de Operaciones Territoriales de la Guardia Civil, el teniente general Laurentino Ceña y el jefe del gabinete de la Dirección General de la Guardia Civil, el general Antonio Tocón. En un comunicado posterior a la reunión, han informado desde la RFEC al director general de “su preocupación por las imágenes y comentarios que vienen apareciendo en algunas redes sociales de la Guardia Civil en las que se ataca directamente al colectivo cazador, exigiendo que se ponga fin a este tipo de publicaciones“, a lo que Holgado se ha comprometido a tomar cartas en el asunto de forma inmediata.

LA OFICINA NACIONAL DE LA CAZA RESPONDE A PODEMOS. Por si parecía poco, ahora Podemos continúa el acoso a la caza planteando en el Congreso una reforma que amplíe los delitos de maltrato animal a toda la fauna salvaje. A raíz de ese hecho bochornoso del individuo y el jabalí, el grupo político. Podemos ha registrado una proposición de Ley que pretende la aplicación de los delitos de maltrato animal a toda la fauna salvaje.

La Oficina Nacional de la Caza, la Conservación y el Desarrollo Rural (ONC), ha salido al paso diciendo: “En el texto actual, los animales salvajes quedan fuera del ámbito de aplicación del art. 337 y concordantes del código penal. Los animales salvajes tienen un estatus y una realidad distinta. Desde el punto de vista jurídico la ampliación del tipo penal afectaría a la actividad cinegética y pondría en jaque a cualquier actividad que se realice con animales salvajes, incluido su manejo y transporte”. También recuerda la ONC “que los animales salvajes ya están tutelados por leyes específicas y por las leyes medioambientales y de caza que prevén sanciones incluso para quienes molesten o persigan a las especies. Curiosamente, esta paradójica sensibilidad animalista insiste en elevar a los animales a la categoría de humanos, pero no se acuerdan de la solicitud planteada por la ONC para que el Código Penal ofrezca más protección a las víctimas de los delitos de odio.

Por otro lado, el jabalí es una especie que dispone de métodos legales de caza y todos los demás que acaben intencionadamente con la occisión del bicho, están ya penados con sanción proporcional por las leyes de caza y medioambientales. La caza de un jabalí solamente es legal si se realiza cumpliendo una serie de normas reguladoras y de las leyes de caza que habilitan a cualquier cazador, si tiene en vigor una extensa documentación. Las formas y normas legales de captura o muerte durante la caza, solo suelen ser con arma blanca, si se produce un agarre, o con lanza en una modalidad muy específica y apenas practicada o la habitual con arma de fuego y bala; pero nunca por ahogamiento o cualquier otra modalidad que se le ocurra a un perturbado, porque eso ya está penado. Se sanciona con multa que puede llegar a miles de euros a quien no cumple la normativa y se le puede impedir cazar durante cierto tiempo

CONTROL SIMULTÁNEO DE ZORROS EN VEINTE COTOS GALLEGOS.– Esto es en concreto lo que se realiza en Galicia, organizado por la Federación Gallega, en ese encuentro anual de sociedades que se conoce como “Copa de España de caza del zorro” para estimular la mayor presencia posible de sociedades y por tanto de datos. Los datos de caza sirven para conocer cada año el estado poblacional de una especie cinegética, en función del número de capturas y de las ratio entre jóvenes/adultos y hembras/machos. Estas mediciones tienen al final el mismo objetivo que los censos simultáneos para otras especies, que sirven para medir su dinámica poblacional. Todo esto y las escasas capturas lo conocen todos los expertos en fauna, los científicos y los estudiosos de las especies.

El zorro es el cánido más abundante del universo. Galicia es una de las regiones que por sus características medioambientales tiene una de las poblaciones más lustrosas de España de la especie zorro rojo (Vulpes vulpes). Luego una caza en mano del zorro, siempre escasa, jamás pondrá en peligro a esta prolífica especie predadora oportunista. Lo que si aliviará es el acoso predador que sufren tantas especies y sus nidos, incluyendo las protegidas y en peligro de extinción, como el urogallo.

Sin embargo, la indocumentada senadora por A Coruña Vanessa Angustia, “ha registrado una batería de preguntas parlamentarias inquiriendo al gobierno central acerca del uso de perros en estas cacerías intensivas, el empleo de munición de plomo contraviniendo una directriz internacional al respecto, formulada en 2014, y las potenciales medidas legales para impedir nuevos eventos pseudodeportivos relacionados con la caza. Angustia señala en su exposición de motivos que “diversos estudios científicos internacionales reseñan el impacto negativo de estas macrocacerías” suponiendo “una reconocida dispersión de elementos altamente nocivos y contaminantes, como el plomo”. Sigue la  senadora desmintiendo la funcionalidad de las batidas, puesto que “no sirven ni para realizar un hipotético control de la población de zorros ni han demostrado eficacia alguna en cuanto a las reclamaciones efectuadas por posibles daños en cultivos.” Según informaba “LIBERA!” 30/01/2018.

En fin “Las bombas podrán parar la música, pero yo seguiré tocando”. La frase no es mía, pero agradezco el mensaje. Seguiré luchando con la palabra para defender a la caza. Y lo haré ante la indiferencia de tantos cazadores, porque sigo escribiendo con orgullo propio de cazador. Pero me gustaría saber si a estas alturas de mi vida y pasión, es veraz mi creencia de que la caza se defiende sola, sin necesitar más argumento que el comportamiento ético que debemos observar la mayoría de los cazadores; porque tengo sólidas dudas de que nos valga con argumentar, a la vista de este “Duelo a garrotazos” que estamos librando en los últimos años los cazadores españoles.

José Luis Garrido

Presidente honorífico de la Federación de Caza de C y L y Director honorífico de la Escuela Española de Caza

 

José Luis Garrido

José Luís Garrido Martín, amante del campo y la caza desde sus orígenes, nace en el año 1943 en la localidad vallisoletana de Santovenia de Pisuerga (Valladolid). Sus inquietudes en materia cinegética y su buen hacer le permiten ir desempeñando importantes cargos, nunca remunerados, en relación con la caza.

Artículos: 1
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (3 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando…

1 Commentario

  1. Andrés
    1

    lo que tenemos que hacer los cazadores y taurinos y pescadores que somos muchos miles es en las proximas elecciones municipales, es para que vallan tomando nota estos partidos con sus confluencias es no votarles para que desaparezcan de la mala
    politica que practican

Deja una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

About The Author

José Luis Garrido

José Luís Garrido Martín, amante del campo y la caza desde sus orígenes, nace en el año 1943 en la localidad vallisoletana de Santovenia de Pisuerga (Valladolid). Sus inquietudes en materia cinegética y su buen hacer le permiten ir desempeñando importantes cargos, nunca remunerados, en relación con la caza.

Artículos Relacionados

Para poder mejorar nuestros servicios, utilizamos cookies de terceros. Si continúa navegando, consideramos que acepta su utilización. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar