Friso
Friso
Friso
Friso

Carne de caza contra el cambio climático

Carne de caza contra el cambio climático

Carne de caza contra el cambio climático

La actividad cinegética permita permite mantener en perfecto estado importantes ecosistemas que fijan gran cantidad de CO2 que no serían viables sin la caza

La producción de carne de caza silvestre es natural y sostenible, genera un escaso impacto en el medio y preserva el patrimonio natural. Hoy en día hay una gran preocupación por la alimentación, por cómo alimentarnos de la manera más saludable y con alimentos respetuosos con el medio ambiente. Pero también hay una gran desinformación. Es responsabilidad de la comunidad científica y de las asociaciones como ASICCAZA dar una información veraz, contrastada y de valor a la sociedad y trasladar un mensaje convincente y claro.

La carne de caza cumple las recomendaciones lanzadas por Naciones Unidas para luchar contra el cambio climático por su carácter natural y sostenible. En concreto, el último informe del Panel Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático de Naciones Unidas ha propuesto un cambio en la dieta humana en el que la carne que se consuma debe estar asociada a sistemas productivos «resilientes, sustentables y bajos en emisiones de gases de efecto invernadero».

En este sentido, la Asociación Interprofesional de la Carne de Caza (Asiccaza) destaca que la carne silvestre encaja perfectamente en esta recomendación de la ONU por sus características singulares contando con animales que viven en total libertad y se alimentan de forma natural y que, por lo tanto, provocan un escaso impacto en el medio. Que comer carne de caza fomenta la conservación de los espacios naturales y por tanto es antídoto para luchar contra el cambio climático no es un comentario oportunista que nos venga al pelo a los que defendemos este sector. Es una realidad. Ya es hora de poner a la carne de caza, a la caza a y a los cazadores donde se merecen.

El consumo de comubistible vegetal de los cérvidos los convierte en «bomberos» del campoLa carne de caza cumple las recomendaciones lanzadas por Naciones Unidas

La actividad cinegética permite mantener en perfecto estado importantes ecosistemas que fijan gran cantidad de CO2 que no serían viables sin la existencia de la caza. Son los dueños de fincas, gestores de cotos y los cazadores los que se dejan la piel, su tiempo y su dinero en la conservación silenciosa de nuestros montes. La sociedad tiene un auténtico chollo con los cazadores, les sale gratis la defensa del medio ambiente y la conservación de nuestro patrimonio natural. El de todos.

Además el pastoreo de nuestros cérvidos consumiendo combustible vegetal los convierte en auténticos bomberos del campo. Limpian el monte y previenen los temidos incendios forestales dejando en su crianza una mínima huella medioambiental.

Caza y conservación van cogidos de la mano, son un matrimonio indisoluble. Estamos, por tanto, ante un sector equilibrado y un producto -la carne de caza silvestre- especialmente respetuoso con el entorno y que se adapta perfectamente a las recomendaciones de Naciones Unidas.Cuidemos y protejamos nuestros montes, sumideros de CO2 que «curan» el cambio climático. Mimemos a quienes lo conservan, a nuestros cazadores. Fomentemos el consumo de carne de caza, la carne más sostenible, la más armónica y respetuosa con el medio ambiente, la más justa y sana. Disfrutemos comiendo carne de caza.

Fuente. HOY.es

Otras noticias de caza y pesca

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1 votes, average: 5,00 out of 5)
Cargando...

About The Author

Redacción Desveda

Redacción periódico digital Desveda #caza #pesca #tirodeportivo #rural #naturaleza

Artículos Relacionados